lunes, 1 de enero de 2007

¿Éxito de la policía...?

Acabó el año y comienza el 2007. Pero, recuperando algo que nos dejó el que termina, el dia 29/12/06, se publicó esta noticia: "Los delitos en el centro han descendido con las obras". También en un periódico de esos pequeñitos
Hasta ahí, todo de lo más normal y corriente. Incluso verídico, que diría el bueno de Paco Gandía. (Ay, si levantara la cabeza)
Sin embargo, si nos remitimos al titular que la recoge, Éxito de la policía nacional , eso ya, es harina de otro panadero.
Y no es difícil pensar por qué: ¿Se imaginan a un caco, corriendo después de un "tirón", por estos lugares? ¿Cuántas posibilidades tendría?
La consabida moto que le esperase (ya saben, el compinche que siempre espera al tironero de turno en una moto de esas que hacen mucho ruido) habría de ser una "todoterreno". Por lo menos. Y las escasísimas probabilidades de fuga estarían tan evidentes, que hasta un marciano podría verlas. (Desde Marte por supuesto)
No hay chorizo que se precie, que se le ocurra ir a mangar a un sitio, como el centro de Sevilla (que está de pena desde hace muuuuuucho tiempo) para que le cojan a la vuelta de la primera esquina. No, señores y señoras, no.
De modo que, según yo creo, no se debe solo al éxito de la policia nacional. Claro que en el transcurso de la redacción de dicha noticia, hablan de todo en conjunto. Pero...¡ay, los titulares!
Una vez más, se demuestra que en este querido país nuestro -los demás no lo sé, y aunque lo supiera me interesa más el mío- que el concepto de interés, principalísimo interés, se llama sensacionalismo. Vender noticias, sea cual sea el resultado.
Pues, queridísimos reporteros/as, se pueden vender las noticias, sin desvirtuar el trasfondo de las mismas.
A quien le interesen los resultados del operativo policial, no creo que esté muy de acuerdo con que le adjudiquen este éxito. No es cierto, ni siquiera ajustado. Es, simplemente aleatorio.
Y, sin quitar ningún mérito a la poli, que ya tiene el suyo.
No se debe a la policía nacional, sinó al extendido sentido de la supervivencia de los rateros que pululan por nuestra geografía.
Otro día, les contaré por qué.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Siempre estoy atenta a lo que se publica aqui en esta pajina , me parecen cosas muy interesantes .
y el autor de estos comentarios se merece un diez .
Felicidades..