lunes, 24 de diciembre de 2007

Lo hizo mientras dormía...?



He aquí una cama. He aquí, un lugar donde se pueden hacer muchas cosas. Pero lo que nunca se puede hacer, es, morirse.

¿Por que? Porque una persona, es algo que no hace, sino que le ocurre. Nadie dice...ahora voy y me muero...¿o si? Excepto el suicida, claro. (A pesar que tampoco creo que les resulte demasiado fácil)

Bien, pues...semejante expresión fue pronunciada por un avezado locutor de radio: "Esta noche, murió en su casa fulanito de tal...lo hizo mientras dormía...y bla, bla, bla"

De modo que el buen señor estaba durmiendo, y lo que se le ocurre hacer es morirse. ¡Pues vaya! Ahora cabe imaginar, lo que significa estar muerto: uno está muerto porque quiere...¡caramba, caramba!

No está mal para terminar el año. Año en que -confieso- no me he prodigado en demasía por estas páginas. ¿Que le vamos a hacer?

Sin embargo, nunca se termina de aprender este nuevo lenguaje, de gentes que ocupan púlpitos y peanas para dirigirse al resto. Gentes, que de alguna forma crean corriente de opinión y -desgraciadamente, además- nos enseñan a hablar mal.

Claro que, solo con dar un repasito a la lengua, se comprende como se conjuga un verbo. Y como se ha de aplicar respecto a la persona y tiempo. Nadie hace, lo que no puede hacer -repito, exceptuando a los que deciden acabar con su vida- nadie, nadie, se muere porque quiere hacerlo.

Feliz navidad para todos, y....ya saben....no lo hagan.