viernes, 28 de noviembre de 2008

Cuidadito con Internet

Mucho cuidado con internet. Fíjense en esta película y ya me cuentan.
También calificaremos de "curioso" el morbo de los seres humanos, que viene muy al hilo del relato que publiqué el otro día sobre como se ven las cosas que les pasan a otros.
Después de ver este film, resulta escalofriante pensar en ello. La trama de la peli trata de un psicópata -no se la voy a contar toda, porque es mejor que la vean ustedes- que todo su afán está basado en la tortura.
No pretendo entrar en críticas de si la película está bien o no. Eso, cada uno que lo juzgue por sí mismo. Solo resaltar el mensaje que de ella se desprende.
Y el mensaje, desde luego, es para ponerse a pensar. Aterrador estaría bien definido. Y yo por mi parte pienso, si es posible que pueda ocurrir en la realidad.
Pues nada, que ni más ni menos que este horroroso engendro de la naturaleza humana, idea la forma de enviar a la gente al otro barrio, empujada por un montón de personas, que a pesar de saberlo, no dudan en darse el gusto de visualizarlo. ¡Increible!
Se monta el tipo un "taller" completo de informática, a través del cual, y una página web casi imposible de rastrear, "ofrece" a los internautas la muerte en directo. Pero no sería tan sencillo, si no fuera porque de la forma que plantea la muerte del ocasional sacrificado, es más rápida cuanto más visitas tenga la página. ¿Como lo ven? Si, si...como suena. Electrónicamente, cada vez que alguien entraba en la web, el proceso tomaba velocidad.
Pero lo excepcional que transmite la cinta, resulta cuando el asesino va por la tercera o cuarta emisión de esta mortífera encuesta. Se contaban por millones los dedos que pulsaban intro en la dirección de la página, que aumentaban según crecía la cuenta de asesinatos.
¡Inaceptable! de todas, todas, la calidad morbosa del ser humano. Porque desde luego, que no se puede catalogar de cualidad, en absoluto. Ni siquiera por error.
Vean y opinen... y si no piensan igual, es que hay más de un asesino suelto....

jueves, 27 de noviembre de 2008

AHI TIENE USTED...el ABCeeeeeeeeeeeeeeee

Ahí, había un Kiosco. Si, señoras y señores, un kiosco de prensa, chucherías, bonobús, etc..etc., que desapareció como por encanto.
Y desde luego, no sin susto. Imaginen las cuatro y poco más de la tarde, cuando el kiosquero estaba siendo visitado por esposa e hija pequeña, de repente, sienten una especie de temblor. Por fortuna, ya que esto les hace desalojar el pequeño recinto a toda prisa, salvando así la vida. Y, una vez a salvo unos cuantos metros más allá, ven como la tierra se traga su medio de vida, literalmente.
Curiosamente, en algunos medios hablan de "evitar heridos". Y yo considero que es absurdo especular con "heridas" en tamaña caida.
Especulaciones o no, ahora se barajan los dimes y diretes, que si una filtración, que las prisas no han tenido nada que ver, y bla, bla, bla. Y para más inri, comienzan a sacudirse las pulgas, tratando de quitar hierro a la cosa.
¡Que vergüenza!
Entiendo que unas obras de tantísima importancia, no pueden permitirse fallos de éste tipo. Hay que depurar responsabilidades, y que no se conoforme el ayuntamiento con decir que le instalará un Kiosco al bueno de Juan Ariza -así se llama el propietario del kiosco- . Ni la Junta con pedir calma. ¿Pero que calma, si estuvieron a punto de sufrir fatales consecuencias tres personas?
Es vergonzoso, deshonesto, inmoral, osceno y unos cuantos adjetivos más, el modo en que se excusan los políticos. "Los técnicos, que afirman esto "no se podía prever" y que descartan que las "prisas" en los trabajos de la línea 1 hayan influido, lo rellenaron ayer con mortero para impedir que aumentara de tamaño, por lo que la Junta pide "tranquilidad"..." escriben en un medio.
"El teniente de alcalde Antonio Rodrigo Torrijos, que también llegó al lugar a las siete de la tarde, eludió hacer declaraciones, minutos después de que una grúa de grandes proporciones fallara en el primer intento de sacar el quiosco del socavón, ya que el cable que lo asía se soltó" ...publican sin cortarse un pelo en otro.
Esto es demasiado. ¿Como se pueden hacer obras subterraneas, de la envergadura de toda una red de metro, y no tener previsto este tipo de contingencias?
Cuando, hace ya un par de décadas -mas o menos- se "enterraron" cientos de millones de las añoradas pesetas, para acabar diciendo que era una obra inviable. ¿Por qué? porque Sevilla tiene multitud de riachuelos suburbanos.
Seincilla y llanamente. Sin anestesia ni nada. ¡Para tirarse de los pelos...o no?
¿Que les parece?
De modo que ¡cuidado! no vayan a un kiosco, y cuando pidan su periódico al kiosquero escuchen esto: "buenos días con Carlos, ahí tiene usted su ABCeeeeeeeeeee...." y, perplejo, se quede don Carlos con la mitad del periódico en la mano, pues es lo único que el solícito vendedor tenía para agarrarse.

Un, dos, tres... - Ángel Garó - Juan de la Cosa

Otro de los grandes...

miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿Las cosas...? ¡Siempre le pasan a los demás!

Ahora atacaremos "curiosas formas de entender la vida" en este post:
A menudo nos encontramos con visiones, detalles y circunstancias que te pueden dejar perplejo. Por ejemplo, el desprecio con que se habla de las cosas que les pasan a los demás, como si nosotros estuviéramos exentos de cualquier desgracia parecida.
Si nos fijamos bien, cuando alguien cuenta lo que le pasó a otro, en el fondo se aprecia un sentimiento alejado de la realidad.
Quizá sea por la "costumbre" de escuchar noticias y noticias, que se termina uno acostumbrando a pensar que todo es ajeno. Nadie cae en que cualquier día, puede ser quien ocupe los comentarios.
Vean a Joselito:
Relato corto
Joselitoooo...ponte el casco!...
...Estaba terminando de vestirse, cuando escuchó a su vecina desgañitarse desde el balcón.
A diario, se podían oír advertencias similares a su hijo. El tal Joselito se desplazaba habitualmente, en una pequeña máquina llamada moto. Y, también con habitualidad, recibía las llamadas de atención. Su amantísima y protectora madre no dejaba de asomarse a ver si cumplía con la preceptiva norma, aunque quizá, con ridículo éxito.
Inmerso en esa rutina cotidiana de saludos mañaneros, periódico, café, y tostada con aceite, se dispuso a cruzar la calle, para dedicarse a las actividades propias del sustento. Pedro, cogería su coche y se iría a trabajar. Como todos los dias hábiles, excepto los resfriados de cambio de estación.
Esperando en el paso de peatones a que se encendiera el muñequito verde, hojeando el periódico, escuchó un saludo: ¡Adiós vecinoooo! Levantó la vista, y vio a Joselito. El cercano habitante del tercero, circulaba calle arriba, montado en su flamante motocicleta. ¡Caramba... llevaba el casco metido por el brazo, a modo de codera! Nunca dejaba de sorprenderse. Se le ocurría a alguien una cosa determinada, y al dia siguiente, se veían repeticiones por todos sitios. Lo del casco en el brazo, ya lo había observado varias veces.
¡Bueno...las modas, modas son!. Y parecía ser que a Joselito, le importaban más, que las reiteradas advertencias de su madre. ¡Bah! éstas, no tenían nada de innovación.
Mientras se sumergía en el apabullante tráfico, le asaltaban toda clase de pensamientos. Sobre todo, la futilidad de determinadas campañas, dedicadas a evitar daños. Debidos, la inmensa mayoría, a la falta de precaución con uno mismo, y por añadidura con los demás. El desprecio que, constante, se observaba por la propia vida, demostrando la insuficiencia de resultado en todas las propuestas.
Sin temor a caer en el fatalismo, Pedro pensaba, que existía una alarma social.
Resultaba incongruente, pero no se alejaba de la realidad. Nadie escarmentaba en cabeza ajena. Esta frase, dicha y redicha, no perdía actualidad a pesar de su aforismo. Para él, que no se le hacía puñetero caso, y por eso -sólo por eso- nunca dejaría de repetirse.
Cuando de muy pequeño solía oírla, siempre despertaba su interés: ¿Qué quería decir…? ¿Qué significado tenía, "escarmentar" y "cabeza ajena"?
Su padre trataba de explicárselo sin conseguir fruto alguno. Tardó bastante tiempo en darse cuenta, y fue, por su propia necedad. Después de aburrir a su querido progenitor, advirtiéndole sobre el peligro de determinados actos, llegaba a sufrir en sus propias carnes las consecuencias de haberle desoído.
Entonces… ¿era eso? Aquel tremendo golpe, por montar una bici con reducidos frenos, se lo acababa de decir. ¡Él, se había "escarmentado" en su propia anatomía! Tonto de mí -se dijo- que tuve que experimentar el dolor, para entenderlo.
Claro estaba que, después del dolor sentido, no volvería a practicar un juego tan peligroso. Al menos, se lo pensaría.
Quizá se hayan hecho estudios al respecto, quizá no. Pero la más cruda realidad señalaba, que el hombre, repite sus tropezones con alarmante puntualidad. Pase lo que pase; cuenten lo que cuenten; se vea lo que se vea, las cosas, suelen ocurrir con redundancia. O, lo que significa igual: Una y otra vez.
Los accidentes por imprudencias; las peleas domésticas, con trágicos finales; las corruptelas de personajes públicos; los suicidios; el terrorismo; las guerras, siempre fomentadas "gratuitamente", con altísimos costes definitivos... así, infinidad de cosas.
Toda una serie de vicisitudes, que llevan, de un desastre a una tormenta. Y se aterraba al pensar, que el aluvión de despropósitos, adormeciera en el hombre el espíritu de lucha, aburriendo al carácter solidario. Porque a su juicio, se debería de tener presente que, la desgracia del vecino, también era de uno mismo.
¿Qué pasaba con la gente?... ¿No se informa?... ¿Nadie toma precauciones?... ...Todo esto se le venía a la cabeza, enredado ya, en el protocolario tentempié del mediodía. Al mismo tiempo que caía en la cuenta, que se había levantado esa mañana, especialmente reflexivo.
De opinión en pensamiento, buscando la oportunidad de iluminar alguna solución, especulaba con los posibles remedios: Pudiera ser, que en algunos casos, la publicidad fuese necesaria. No la manifestación de los horrores -que ésos, ya la tenían- sinó páginas y páginas, dedicadas a explicar los logros. Para, de esta manera, tratar al menos de equilibrar los anuncios. Por ejemplo: que aparecía en la página de sucesos un delito… al lado, arriba o abajo -daba igual- en letras más impactantes, un éxito policial al evitar otro.
Podía sonar insustancial, pero… ¡a lo mejor, daba resultado! Ya que, si trascienden las ruinas, deberían trascender con muchísima más fuerza, los medios que se emplean en evitarlas. Nadie le sacaba de la idea, que se debería apostar más fuerte por esto, que por el morbo de las noticias escalofriantes.
¿Qué hacen las autoridades?... ¿Donde se anuncian las instituciones a cualquier respecto? ¿Por qué, alguien, se convierte en asesino de su padre, madre, esposa, o hijos?
Independientemente del ámbito al que correspondan, las preguntas están ahí. Y nunca se terminará de preguntar, porque jamás, se obtiene una respuesta.
Si fuera posible, se sabría lo que pensaban, quienes soportaron alguna de estas tropelías en primera persona. Sin embargo, a los muertos no se les puede preguntar, porque tampoco contestarían.
Cuando volvía a casa, ya atardecido, seguía rondándole la misma idea: "Al hablar en la lejanía del corazón, con dejadez total de sentimientos, la gente incurría de algún modo en la separación de realidades: las ajenas, y las propias"
¡Aaayyy! ¡Ojalá su vecino Joselito, se diera cuenta, y terminara poniéndose el casco!... ¡Si le daba tiempo!... porque las motos, no tienen la paciencia que las bicis.
Uno a uno, las personas deberían buscar su corazón, a ver si encontraban el sentido de la ecuanimidad.
A ver si dejaban de pensar de una vez, que las cosas, siempre le pasan a los demás.
¡Es cierto! Las cosas... no sólo le pasan a los demás...
...Pues para aquellos, los demás, somos nosotros.

domingo, 23 de noviembre de 2008

La ventaja de inscribirse a un directorio

Hola a todos, esta entrada es para comunicaros las ventajas y beneficios de estar inscrito en un directorio de blogs.
En realidad, luego de unos años escribiendo y escribiendo en el blog, llego a la conclusión que hay que publicitarse. Para ello existen varias opciones, una de ellas, es inscribirse a un directorio. En este caso se trata de boosterblog, que tiene muchas y apetecidas opciones. Ránking, top...y una página colorida y simpática. Espero que os sirva, y a mi también...jejeje...saludos para todos/as

domingo, 2 de noviembre de 2008

Pilar Urbano, la reina, los gays...la polémica

¡Dios, la que se armó!!!
En esta España nuestra, este pais, este territorio, o, como quieran llamale, que para eso estamos en democracia, de cuando en cuando -cada vez más a menudo- se publican cosas que son curiosísimas. Cuando menos, salidas de tono a mi entender, y con todos mis respetos.
Los que aún tengan memoria recordarán, con la fuerza y los medios que se luchaba por salir de la autocracia, para de repente, cuando estamos en una democracia de las más modernas y progresistas que existen, las gentes se rasguen las vestiduras por aparecer la "libre expresión".
Sin embargo, no se las rasgan porque, aún, a éstas alturas del siglo XXI, se siga contando en este pais con los monopolios. Telefónica, por ejemplo, sin nombrar las empresas que "reparten" la luz eléctrica. (Sin ánimo de ofender) Pero de eso, hablaremos otro día si se tercia.
El caso es que parecemos un pais sin nada que hacer, cuando a una señora periodista, que se llama Pilar Urbano, le da por escribir un libro en el que habla de la opinión de la reina Doña Sofía, y en todos los medios de comunicación aparece la polémica.
Que si el colectivo gay pide que se retracte la reina, que si Llamazares, con su tristeza general se apunta al carro, diciendo que "no debe opinar", que si la Casa Real lanza un comunicado, diciendo que todo es mentira; que, si esto, que si lo otro...
Y ahora se monta la rueda de los programas de la tele, donde no hay uno en que no aparezca Pilar Urbano. Donde estás corazón, La noria...y bla, bla, bla....Y yo, me pregunto: ¿en que clase de circo vivimos?
El colectivo gay, no tiene por qué pedir a la reina que se retracte de nada, pues es una persona que da una opinión. El señor Llamazares, debe irse con la tristeza que implanta su silueta, a tratar de "subir" peldaños en la izquierda de éste pais, que parece que ha desaparecido como por encanto. La Casa Real, no debe entrar en la polémica enviando comunicados a diestro y siniestro, saltándose -posiblemente- el deseo expreso de Rey o Reina. Esto es un pais demócrata, señores, y existe la libertad de expresión, luchada y bien ganada...aunque...¿bien ganada? con éstas cosas me inclino a creer que no muy bien ganada. Pero los que se ocupan de la imagen de la primera casa pública de España, no tendrían que meterse en ciertos charcos, pues podrían salpicarse de barro.Y la señora Urbano, que se conforme con las ganancias que representa su obra, y deje los sillones de ciertas plataformas para los esperpentos que suelen presentar.
Si, es la esposa del Jefe del Estado, pero también puede ser muy interesante lo que opine. No debe callarse, si tiene la oportunidad de acercarse más a los seres humanos de a pie, que tanto y tanto se ha dicho sobre eso.
De cualquier modo, es una muestra más de la cacareada "libertad de expresión" que lleva y trae manifestaciones reivindicativas, e incluso días de orgullo y esas zarandajas.
Estoy iniciado y practico el respeto por todos y cada uno de los temas que cualquiera pueda poner sobre la mesa. En su día, no hace mucho tiempo, escribí felicitando una noticia de ABC, con la primera boda gay de Sevilla. Me parece estupendo que haya una ley que permita que, aquellos que se amen, sean de la tendencia que sean, puedan unirse en matrimonio. La diferenciación de esta palabra con "contrato" no implica el sexo. Y llevamos toda la vida diciendo que casarse es una especie de contrato. Y legalmente, lo es.
Si la reina dice que la unión entre homosexuales no le parece un matrimonio, no veo el insulto por ningún sitio.
De modo que, señores y señoras gays, no pidan ustedes a la reina que se retracte. Porque, de igual manera, le pueden pedir a ustedes, que fomenten y apoyen un dia de orgullo hetero, para que todos seamos demócratas.

Esto es una opinión, basada en el derecho que me corresponde según la constitución española. No tengo ganas de poner más enlaces, porque entiendo que todo el mundo sabe donde buscar la constitución para leer el artículo correspondiente. Que eso es lo que se debe hacer antes de tirarse de los pelos...jeje