domingo, 2 de noviembre de 2008

Pilar Urbano, la reina, los gays...la polémica

¡Dios, la que se armó!!!
En esta España nuestra, este pais, este territorio, o, como quieran llamale, que para eso estamos en democracia, de cuando en cuando -cada vez más a menudo- se publican cosas que son curiosísimas. Cuando menos, salidas de tono a mi entender, y con todos mis respetos.
Los que aún tengan memoria recordarán, con la fuerza y los medios que se luchaba por salir de la autocracia, para de repente, cuando estamos en una democracia de las más modernas y progresistas que existen, las gentes se rasguen las vestiduras por aparecer la "libre expresión".
Sin embargo, no se las rasgan porque, aún, a éstas alturas del siglo XXI, se siga contando en este pais con los monopolios. Telefónica, por ejemplo, sin nombrar las empresas que "reparten" la luz eléctrica. (Sin ánimo de ofender) Pero de eso, hablaremos otro día si se tercia.
El caso es que parecemos un pais sin nada que hacer, cuando a una señora periodista, que se llama Pilar Urbano, le da por escribir un libro en el que habla de la opinión de la reina Doña Sofía, y en todos los medios de comunicación aparece la polémica.
Que si el colectivo gay pide que se retracte la reina, que si Llamazares, con su tristeza general se apunta al carro, diciendo que "no debe opinar", que si la Casa Real lanza un comunicado, diciendo que todo es mentira; que, si esto, que si lo otro...
Y ahora se monta la rueda de los programas de la tele, donde no hay uno en que no aparezca Pilar Urbano. Donde estás corazón, La noria...y bla, bla, bla....Y yo, me pregunto: ¿en que clase de circo vivimos?
El colectivo gay, no tiene por qué pedir a la reina que se retracte de nada, pues es una persona que da una opinión. El señor Llamazares, debe irse con la tristeza que implanta su silueta, a tratar de "subir" peldaños en la izquierda de éste pais, que parece que ha desaparecido como por encanto. La Casa Real, no debe entrar en la polémica enviando comunicados a diestro y siniestro, saltándose -posiblemente- el deseo expreso de Rey o Reina. Esto es un pais demócrata, señores, y existe la libertad de expresión, luchada y bien ganada...aunque...¿bien ganada? con éstas cosas me inclino a creer que no muy bien ganada. Pero los que se ocupan de la imagen de la primera casa pública de España, no tendrían que meterse en ciertos charcos, pues podrían salpicarse de barro.Y la señora Urbano, que se conforme con las ganancias que representa su obra, y deje los sillones de ciertas plataformas para los esperpentos que suelen presentar.
Si, es la esposa del Jefe del Estado, pero también puede ser muy interesante lo que opine. No debe callarse, si tiene la oportunidad de acercarse más a los seres humanos de a pie, que tanto y tanto se ha dicho sobre eso.
De cualquier modo, es una muestra más de la cacareada "libertad de expresión" que lleva y trae manifestaciones reivindicativas, e incluso días de orgullo y esas zarandajas.
Estoy iniciado y practico el respeto por todos y cada uno de los temas que cualquiera pueda poner sobre la mesa. En su día, no hace mucho tiempo, escribí felicitando una noticia de ABC, con la primera boda gay de Sevilla. Me parece estupendo que haya una ley que permita que, aquellos que se amen, sean de la tendencia que sean, puedan unirse en matrimonio. La diferenciación de esta palabra con "contrato" no implica el sexo. Y llevamos toda la vida diciendo que casarse es una especie de contrato. Y legalmente, lo es.
Si la reina dice que la unión entre homosexuales no le parece un matrimonio, no veo el insulto por ningún sitio.
De modo que, señores y señoras gays, no pidan ustedes a la reina que se retracte. Porque, de igual manera, le pueden pedir a ustedes, que fomenten y apoyen un dia de orgullo hetero, para que todos seamos demócratas.

Esto es una opinión, basada en el derecho que me corresponde según la constitución española. No tengo ganas de poner más enlaces, porque entiendo que todo el mundo sabe donde buscar la constitución para leer el artículo correspondiente. Que eso es lo que se debe hacer antes de tirarse de los pelos...jeje