viernes, 28 de noviembre de 2008

Cuidadito con Internet

Mucho cuidado con internet. Fíjense en esta película y ya me cuentan.
También calificaremos de "curioso" el morbo de los seres humanos, que viene muy al hilo del relato que publiqué el otro día sobre como se ven las cosas que les pasan a otros.
Después de ver este film, resulta escalofriante pensar en ello. La trama de la peli trata de un psicópata -no se la voy a contar toda, porque es mejor que la vean ustedes- que todo su afán está basado en la tortura.
No pretendo entrar en críticas de si la película está bien o no. Eso, cada uno que lo juzgue por sí mismo. Solo resaltar el mensaje que de ella se desprende.
Y el mensaje, desde luego, es para ponerse a pensar. Aterrador estaría bien definido. Y yo por mi parte pienso, si es posible que pueda ocurrir en la realidad.
Pues nada, que ni más ni menos que este horroroso engendro de la naturaleza humana, idea la forma de enviar a la gente al otro barrio, empujada por un montón de personas, que a pesar de saberlo, no dudan en darse el gusto de visualizarlo. ¡Increible!
Se monta el tipo un "taller" completo de informática, a través del cual, y una página web casi imposible de rastrear, "ofrece" a los internautas la muerte en directo. Pero no sería tan sencillo, si no fuera porque de la forma que plantea la muerte del ocasional sacrificado, es más rápida cuanto más visitas tenga la página. ¿Como lo ven? Si, si...como suena. Electrónicamente, cada vez que alguien entraba en la web, el proceso tomaba velocidad.
Pero lo excepcional que transmite la cinta, resulta cuando el asesino va por la tercera o cuarta emisión de esta mortífera encuesta. Se contaban por millones los dedos que pulsaban intro en la dirección de la página, que aumentaban según crecía la cuenta de asesinatos.
¡Inaceptable! de todas, todas, la calidad morbosa del ser humano. Porque desde luego, que no se puede catalogar de cualidad, en absoluto. Ni siquiera por error.
Vean y opinen... y si no piensan igual, es que hay más de un asesino suelto....