domingo, 6 de diciembre de 2009

Capítulo núm. 3... ó, TERCERA ENTREGA DE LA GUERRA DEL "GOLFO"


LA GUERRA DEL GOLFO
(Capítulo III, El Seminario)

Esta frase la pronunció don Ubaldo, el maestro de Manzaneda. Donde Pablito había aprendido a jugar a las bolas; al marro, a saltar a la piola y los tacos, pura consecuencia de que no le gustaba perder a nada.
Ésta, procedía de doña Maruja; la rechoncha, morena y verrugosa maestra de Vilar de la Barra. Y LA BRUJA. Aspecto de virgen de Monserrat por el color y estatura, y bruja, por la verruga que iluminaba su pómulo izquierdo.
Frases que encerraban un velado mensaje y que don Pablo recibía, no sin plantearse un dilema: El sueldo de cabo no daba para mucho.
Dilema que a la vez, hacía mella en la capacidad mental de Pablito. Si los guardias tenían a sus hijos estudiando... ¿es que ganaban más que un cabo? ... se lo preguntaría a su padre.

La solución surgió porque en Orense, habían convocado becas para el Seminario Menor. Y la maestra, también le vendió la idea a su padre, de que "recomendaría" personalmente a Pablito.
¡Valiente bruja! No se arrepentiría nunca de haberla motejado particularmente. ¡Pablito –el único- no necesitaba tal ayuda! Y era cierto; puesto que, de cuatro fallos permitidos en el examen le sobraron tres. Solamente erró una respuesta.
Nunca pudo entender como su padre, no recriminó a la profesora por eso. Que se arrogara triunfos que no le pertenecían; ya que, siempre que salía la conversación, su padre decía que le estaba agradecido. ¡Yuuuuna mieeeerda!
¡Debía ser un precepto, hacer más caso a los mayores! Aunque fueran irregularmente terminados, como aquella maestra. Porque sostendría siempre, que Doña Maruja, no era fea... ¡solo estaba mal terminada!
Recordaba que, el dia del examen, fueron a comer a la plaza de los soportales, o menos conocida, Plaza Mayor. Su padre y él comieron huevos con patatas fritas, y la muy gorda, se deleitó con unos calamares en su tinta, que eran mucho mas caros. ¡No le extrañaba que estuviera tan oscura! ¡Puafff... con aquella comida, seguro que haría la caca negra!
Todas estas cosas de su padre, -que no le hiciera caso y demás- le sentaban fatal. Pero... ¡como le quería tanto... se lo perdonaría todo!

* * *

La suerte estaba echada. Según aprendería muy pronto: "Alea jacta est". Porque... ¡iba a estudiar Latín!
No sabía él muy bien, de lo poco que le valdría. Excepción hecha, de simple cultura como es natural. (Si a la cultura, se la puede llamar simple, claro)

Se suponía que en el Seminario alcanzaría cuarto de bachiller. Después, si no quería continuar, a convalidarlo para concluir alguna carrera en libertad religiosa.
Eso es lo que habían hablado y decidido cuando confesó en su casa que, de vocación sacerdotal, nada de nada. "No te preocupes, hijo. -Había dicho su padre- Cuando consigas el bachiller, saldrás de allí". Porque tampoco, quería vestir sotana. Y si pasaba al Seminario Mayor, habría de hacerlo forzosamente.
Esto no quería decir que sus padres, no estuvieran seguros de su falta de vocación. Simplemente, era la única manera de que pudiera estudiar algo.
Él pensaba que de todas formas, al único que le tocaba estar fingiendo la vocación, era él. Y las misas y rezos, no serían igual que en libertad. Porque él, era católico, apostólico y romano, porque le habían bautizado. (Lo primero, no le causaba mucha faena, pero lo de romano.... era otro cantar)
Después, iba a la iglesia porque todos iban. Rezaba, porque todos rezaban; pero llegar a ser Don Aníbal... ¡eso, ni se lo pensaran!

Nunca entendió cuando Milito, le explicaba qué hacer con los estudios cursados en el Seminario. Con toda la frialdad del mundo, una vez agotado el máximo provecho, antes de cantar misa, se iría por donde había venido. Obviamente con una carrera, sólo para convalidar con la enseñanza reglada. ¡Bah, en un par de años de reválidas, estaría con un futuro brillante!
Había que tener en cuenta que en el Seminario a punto de cantar misa, con veintipocos años, serían consumados teólogos. ¡Milito iba por primero de Filosofía, y tenía diecisiete!
Pero a Pablo no le convencía. Todo muy bonito, sí... pero ¿y la honestidad, qué? ¿Tantos años fingiendo?
Dudaba de la legalidad moral de esta postura. Sin que pudiera explicarse muy bien, le parecía una barbaridad fingir una vocación inexistente. Puesto que entendía, que los curas no querían nada con mujeres. Eso... ¿como se comía? Él no pensaba dejar su sexo postergado. Y menos, ahora que sabía de sus promesas.
Y, ¿cómo Milito hablaba de ellas?... si contaba que en el Seminario Mayor, ya con sotana y todo, no podían acercarse a ninguna... ¿esto, que era?
Alguien de los que predicaba, se estaba equivocando. O mentía. No conjugaba la honradez y bondad, con todo lo que estaban haciendo unos y otros. Y menos, el celibato que trataban de demostrar.
¡Hummm! La vida, empezaba a oler a chamusquina. Idéntico olor, que cuando mataban los cerdos.
Pero lo que más le molestaba a Pablo, era que sus padres, también pensaran igual. ¡Estaban de acuerdo con todo lo que hacían los considerados "inteligentes"! ¡Ahí, se perdía! Eso no era lo que siempre le habían enseñado.
Si había aprendido de su padre, que era un tipo honrado, razonable y justo; su madre, cariñosa, algo más exaltada, pero igualmente buena y justa… ¿por qué aceptaban aquellas posturas externas, de personas que no hacían lo correcto?
¡Vaya lío!

* * *

Un buen dia muy de mañana, subían un colchón reliado en plásticos, -por si la lluvia- a la jardinera del autocar que todos los dias, pasaba por la puerta del cuartel. Pablito salía para Orense, acompañado de su madre, y de una maleta no muy grande. El colchón en la baca, y aquella pequeña valija, constituían su primer equipaje personal, e independiente.
Un amargo regustillo en la garganta, le hacía un nudo al alejarse de la casona. En su interior se refería a sentir. Por algo que dejaba atrás, con su familia dentro, y no podría ver en muchos meses.
Pero hacia fuera, no se podía exponer. Porque sería entendido como debilidad.
Su vida, hasta entonces feliz y sin preocupaciones, con el conocimiento frustrado del sexo, y el alejamiento obligado de los suyos, empezaba a pintar raro.... Seguir leyendo>>>>

domingo, 22 de noviembre de 2009

SEGUNDA ENTREGA

Aqui está la segunda entrega:
LA GUERRA DEL GOLFO
(Capítulo II, Los Rosarios)


Rodeando la iglesia estaba el cementerio. Todo el atrio jalonado por tumbas.
Pablo se preguntaba por qué los celtas, tenían esa manía de enterrar a sus muertos alrededor de las iglesias. "Será -pensaba- para que no se escapen” ¡Ja, ja! ¿Alguno tendría pelotillas para salir andando después de muerto...? ¡Bah...él no sabía de nadie!

La peculiaridad de estas instalaciones, daba para mucho en la mente del rapaz. Al ser muy frecuentadas por todo el grupo de jóvenes y adolescentes, tanto del cuartel como de la granja (en el pueblo había poquitos) Pablo, no perdía cada oportunidad que se le brindaba para hacer de las suyas.
Al otro lado de uno de los muros del cementerio, se hallaba la casa del cura. Y cuando pensaba en el campo de la fiesta, se le ocurría siempre lo mismo: Allí, muy cerquita del cura; de la guardia civil y de los muertos, impertérritos en sus yacimientos. Para que los jóvenes que acudían a la fiesta, bien vigilados, no se entregasen a otras actividades... ¡Cualquiera se salía de la fiesta!
El cementerio, daba miedo; el cura con los visillos abiertos, como si fuera "El ojo de Dios"; y, casi a la entrada del camino, se instalaba el pendello de las viandas y bebidas... ¡para que los guardias no se movieran de él!
¡No quedaba más remedio que bailar, bailar, y bailar!
Y desde luego, que los mozos iban bien pertrechados. Llevaban su paraguas (no sabía por qué, en Galicia llovía en todas las fiestas) colgado en el cuello de las chaquetas. Hacia la espalda, como era natural. Y si empezaba a llover, en una maniobra digna de prestidigitador, los abrían sin dejar el ritmo, ni de agarrar a su pareja.
¡Aaayyyy... aquellas fiestas, sí, que eran populares!

Bueno... sin necesidad que llegara la fiesta, aquella zona, estaba muy visitada por ellos. Ya fuera para acudir a los actos religiosos, como misas de domingos y fiestas de guardar; los rosarios, todos los dias; a ornamentar y preparar la capilla determinadamente, o, ayudar al párroco a cortar las hierbas, que sin permiso, nacían por todas partes. Y más, entre lápidas y panteones. Que decían, era por el abono. ¡Que tétricos!
Todo ello con la mejor jovialidad posible, convirtiéndose, en una de las pocas atracciones del entorno. La habitualidad, no depreciaba en absoluto el divertimento de reunirse.

* * *

Por introducida costumbre, llegando a convertirse en forma de vida, todas las tardes había un rosario. La campana, avisaba con un solo toque. A saber: varios badajazos seguidos, y se acabó.
Para la misa era diferente. Los toques se convertían en tres, con uno, dos, o tres, aldabonazos finales, con intervalo de diez minutos aproximadamente. Y aquí, entraba la imaginativa de Pablo: <<¡Claro!, para la misa, tiene que dar más tiempo; con más tiempo, más gente.... como pasa la bandeja>> ¿El rosario?... ¡era mero trámite!
Si en alguna otra ocasión que no fuera las misas de domingos o festivos, decidía pasar la escudilla, argüía los motivos más esperpénticos que se puedan imaginar....seguir leyendo

martes, 10 de noviembre de 2009

Son más cabrones que bonitos

Algo realmente curioso, si tenemos en cuenta la ley de protección de datos,
Lo que voy a contaros tiene mucho que ver con el blog que ha ganado el premio de 20 minutos, que lleva por título "lo que me toca los cojones" que ahí os dejo el enlace, para que lo visitéis, que de veras no tiene desperdicio. Y no por lo escatológico del título, que eso es evidente. Sino, porque diciendo lo que de verdad le toca los cataplines, ha llegado al éxtasis del voto popular.
Y no es para menos.
Porque a diario nos encontramos con "cositas" que tienen, más que tomate, un saco de tomatazos que habría que darle.
Resulta que el otro día voy al Carrefour ese, y compro una tele de titantas pulgadas y tal y tal y tal. Que además, lleva como regalo la instalación, decodificador y demás zarandajas del Digital +. Solo he de pagar las mensualidades, eso sí, durante un mínimo de 18 meses de contrato.
Papeles en ristre, me entregan la copia de la promoción, y me siento en mi casa a esperar tranquilamente -primero instalé la tele, claro, para no aburrirme- a que aparezcan los señores de esta magnífica plataforma digital. Me relamo pensando en que veré los toros y el fútbol a mi antojo, y alguna que otra peliculilla de estreno, o no.
Y... que creéis que pasa? ¡¡Me llaman desde un teléfono móvil, para pedirme los datos bancarios!!
Así, como suena: (más o menos)
-Hola, le llamo de Digital plus, para que me diga el número de la tarjeta de crédito, y la cuenta bancaria-
-¿Cómoooo... ? -no podía creerlo- ¿Es que no viene el instalador autorizado a mi casa?
-Si señor. Pero primero ha de darme usted los datos que le pedimos.
-Pues mire -inmediatamente me indispongo- No le voy a facilitar ningún dato por teléfono. En la copia de la promoción que tengo aquí delante, dice que, "no olvide facilitar los datos de domiciliación al instalador autorizado". Lo que supone que por teléfono, no estoy viendo al tal instalador. De modo que, como debe ser de recibo, conciertan conmigo la hora de visita. Vienen a mi casa, y con la persona delante, yo le facilitaré los datos.
-Pues ustéd verá. Es una norma que comenzamos a utilizar desde primero de Noviembre, y si no nos facilita los datos, no le instalaremos el servicio.
Ahí queda eso. Ahora me diréis si esto no toca la bolsa de la merienda, el chichi, y otras muchas cosas que a uno le ponen los pelos como escarpias.
¿Es que hay otra ley que obligue a facilitar los datos al primero que te llame por teléfono, aunque no tenga modo de identificarse? Porque, que nadie me diga a mi, que por teléfono se puede contrastar a alguien, porque es una puta mentira.
Saludos para todos/as.

lunes, 2 de noviembre de 2009

El poder de la ignorancia

Esta es la tv, comunmente conocida por "caja tonta", tele o televisión. Y a mi que se me ocurren varios apelativos más, pero lo dejaremos para mejor momento.
Ahora pretendo centrarme en el detalle, de cómo puede influir este medio en el ser humano.
Hace algún tiempo escribí un relato sobre la comunicación, basado en la charla coloquial de dos amigos, en una terraza cualquiera, una tarde cualquiera, delante de dos consumiciones de cualquier tipo. Sin embargo de sus diferencias de edad, pues la había, coincidían ambos en uno de los puntos: los medios de comunicación, han cambiado ostensiblemente.
Al margen de tamaña obviedad, el mayor de ellos, ponía por ejemplo a Carmele Marchante o Jesús Mariñas, hablando de las inmundicias del personaje más criticado de la farándula -siempre conforme al interés del momento- en la plaza del pueblo, al uso de trovadores y romanceros, dos siglos atrás.
El otro reía de buena gana al imaginárselos en aquella época, tal escenario, con esas caras y la poquísima vergüenza que atesoran.
El caso es que pasaban un buen rato.

Ahora, con un poco más de tiempo a la espalda, solo se me ocurre que uno de los medios más vistos y oidos de nuestra era, ejerce cierto poder maléfico en el personal.
El ingenio que demuestran los padres de las cadenas que hoy se pueden ver aquí, en España, es tan caduco como trasnochado. Los llamados "realitis" cada vez son más patéticos, y nos dejan por ahí en las teles de segunda división, personajes como "la Fresita", "la Aida" o "el Kiko Hernández" ese, que ahora ejerce de periodista... ja, ja, jaaaa...¡madre mía!
¡¡ Sí, sí... si ustedes enchufan una de esas cadenas de por las noches, donde ¿existen? premios de miles de euros, por descifrar un jeroglífico, o sumar y restar unas cantidades, ahí podrán ver algunos de estos personajillos!!! En esos programas que sólo son un puñetero engaño, pues su negocio lo tienen con telefónica; y jamás cojen el teléfono, aunque los veas "esperando" la llamada, e incitando a los desdichados televidentes con falta de sueño, a que marquen el número una y otra vez. Siempre se descuelga, pues tienen un contestador automático, que te quita de repente 1.50 €, y te dice que "más suerte para la próxima vez"
De lo que se puede deducir, que si nuestros políticos permiten eso, es que son tan rateros como los que están detrás de esos programas, dicho sea de paso. ¡Increible... pero cierto! y ¡vergonzoso!
Que, entre otras cosas, no solo se emite en tvs de segunda, sinó en todas las de más prestigio cuando acaban sus emisiones, como ANTENA TRES, LA SEXTA, CUATRO, y por supuesto, supuestísimo, TELE CINCO.
Y si te conectas en "tú si que vales", simpática y alegre plataforma para descubrir genios del cante, baile y otros, ves a las gentes que son rechazadas, como si acabasen de perder a alquien querido.
Y no digo yo, que las ilusiones frustradas sean buenas, que no. A nadie le puede agradar ver, como un crío o cría de cortísima edad, llora desconsolada/o.
Y precisamente a eso, es a lo que quiero referirme. No se deberían crear tantas ilusiones vanas. Un niño, es un niño, por muchas habilidades que tenga. Y hoy, muchos padres de estos niños, solo piensan en hacerlos famosos, en lugar de que reciban las enseñanzas oportunas para su vida futura.
Parece que solo quieren convertirles en juguetes rotos, como Yolas, Belenes, Malenas, o Nurias.
Polvos rápidos de toreros o futbolistas, que a ellos se les saca mucho partido... eso.
La carrera de periodismo, es una carrera. No es que aquí estoy yo, que indago en las porquerías de alguien, y lo digo en televisión, porque se me brinda en bandeja de plata. Así que, nadie debe querer que su hijo sea como Kiko Hernández. Ni siquiera como el conductor de ese programa que se llama "sálvame" que por alguna razón determinada, es resentido y de perversas ideas. Sino, no se le vería disfrutar tantísimo con ese circo que tiene ahí montado. Ya le conocemos de "el tomate", y la verdad es que lo tiene: ¡El muchacho tiene tomate!
Por eso la televisión, se convierte en el quinto poder: EL PODER DE LA IGNORANCIA.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Dedicado al blog de Hatoros, y su entrada: "Homenaje a la Guardia Civil"

Querido amigo, si que me tomaría un café contigo de muy buena gana. Y al hilo de esta entrada, que has publicado, he de decirte que estuve tres años en ese cuerpo benemérito. Mi padre perteneció a él durante treinta y tres años. En aquél entonces, 1972 -ignoro si continúan con igual reglamento- los hijos del cuepo podíamos optar por hacer la mili allí. Y así ingresé en Ubeda con veinte años recién cumplidos.
Ni que decir tiene que tuve ocasión de vivir desde muy adentro la lacra terrorista. Y estoy suficientemente documentado, para decir que si el terrorismo no ha desaparecido, es, porque no les ha dado la gana a nuestros políticos.
Constaban en sus ficheros, e imagino que constan, los archivos más completos que pueda tener un cuerpo policial, de todos y cada uno de los vecinos de cualquier población española, por muy perdida que esté en medio de cualquier monte. Y ahora, quien es el guapo que me dice a mi, que con esa información no se puede acabar con los grupos terroristas de una vez, incluso con sus entornos afines.
¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!!!
¡Abajo los políticos corruptos y ladrones, que han querido tirar este cuerpo por tierra!!!
Con el terror no se negocia, se combate.
A los asesinos no hay que darles tregua, se aniquilan.
En aquellos entonces, reivindicaban la opresión de la dictadura, pues así se hartaban de cacarearlo en las notas confidenciales que nos llegaban, extraidas de sus publicaciones vinculadas, como el diario Egin, por ejemplo. En algunas de ellas podía leerse, cómo, se jactaban de sus sentencias, incluso de los asesinatos cometidos a traidor tiro en la nuca, o bomba que se lleva por delante a todo el que pilla. Vervigracia: "hoy, se ha ajusticiado al cabo de la guardia civil, fulanito de tal, por ser represor de nuestras libertades...etc., etc.."
Y ahora, que llevamos un montón de años de democracia: ¿Que puñetas están reivindicando?
Cuando asesinaron a Carrero Blanco, este servidor prestaba servicio en el cuartel de Andratx, Mallorca, y, para que todos ustedes lo sepan, el director general del cuerpo, Don Carlos Hiniesta Cano, dió una orden a todas las fuerzas a su mando, clara y concisa, para que se montaran servicios urgentes, con todo el armamento de la dotación individual, y se reprimiera cualquier atisbo terrorista. Deteniendo y encarcelando, a todos aquellos que mostrasen ser partidarios de ellos, y por supuesto a cualquier terrorista del que se tuviera información.
Se transmitió a traves de un radio, de aquellas que funcionaban en morse, cuyo texto aún conservo.
¿Sabeís que pasó? Esto ocurría exactamente a las nueve de la noche, que a mi me tocó salir a motar un control en el cruce de Camp de Mar, y, cuando llegamos al cuartel a eso de las siete de la mañana que vinieron los relevos, Don Carlos Hiniesta Cano estaba disponible para el mando.
Para quien desconozca la jerga oficial, les digo que "disponible para el mando" es igual a cesado en sus funciones. De modo que, el entonces ministro del interior y sus adláteres, de un plumazo se quitaron de enmedio al Director General de la Guardia Civil, por considerar que sus órdenes no habían sido las adecuadas. Ahora, me cuentan ustedes que les parece.
Por tanto, tengo que volver a los políticos, que, como muy bien dices en tu entrada, intentaron desvalijar no solo al cuerpo, sinó las arcas de esta bendita nación, que se llama España.
Pero ya lo hacían antes de la democracia, pues dudo mucho que todo el túnel que tuvieron que preparar los del terror que hicieron volar a Carrero por los aires de tal manera; y todo el tiempo que hubo de durar la operación, nadie, ni siquiera el vecino de al lado, se diera cuenta de lo que allí se estaba fraguando. ¿Cuando, como y donde, sacaron y tiraron la tierra que hubieron de excavar?
En este caso, no desvalijaban el tesoro, sino que -es muy posible- "ayudaban" a quitar la vida al entonces presidente del gobierno.
Metiendo todo esto en una batidora, solo -al menos para mí- resulta un combinado: Los políticos han intentado dejar sin funciones a un cuerpo, que solo utilizan para que les saque las castañas del fuego. Los políticos, señoras y señores, son una especie humana de muy corta honra, según parece. (Quien lea esto y esté en política, si no es corrupto/a y sucio/a, que no se de por aludido/a)
Igual que hicieron cuando el golpe frustrado -por suerte- del 3 F. Utilizaron a la Guardia Civil, en la persona de un "iluminado" "estúpido" y "bobo" teniente coronel, que fué quien pagó todos los platos rotos.
¿Alguien piensa que no había políticos detrás? Pues si es así, permítame decirle que es idiota.
Por tanto... me uno a ese ¡¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!!
Saludos cordiales a todos/as

viernes, 11 de septiembre de 2009

El estado de ánimo

Los distintos estados de ánimo que acoge y recoge el ser humano, cacareados por doquier, pero casi nunca nos preguntamos los resultados a que pueden llevar en un determinado momento.
Es el caso de ciertas consecuencias puntuales, que bien se podrían achacar al estado de ánimo de la persona.

Durante nuestra vida atravesamos etapas de todo tipo y color, y en consecuencia decisiones u opciones que tomamos, a veces, de infausto fruto para uno mismo, y otras, para los demás.
Pues bien; yo creo que todo depende del estado de ánimo en que cada uno se encuentre en ese momento determinado. Dado que no somos matemática, sino un cúmulo de sentidos y vísceras, es muy fácil llegar a esta conclusión.

Alguien me dijo en una ocasión que los números “son fríos”; que, si el individuo está sometido a resultados, esos, los números, son los que mandan. Poco importa lo enfático del deseo de alcanzar cotas establecidas, si los dígitos hablan de ínfimas cantidades. De nada vale el empeño que se dedique a conseguir cosas, si el efecto es negativo.
En su momento, como la implicación era obvia, me sentí vilipendiado en lo más íntimo. Si yo había puesto toda la carne en el asador; si estaba convencido de haber trabajado con tesón y constancia, para conseguir el reconocimiento externo, aquello no cuadraba.
Aunque en sinceridad, razonando la respuesta, comprendía perfectamente lo que acababa de oír. Una vez más, se demostraba que el estado de ánimo, o sea, la aptitud positiva que me acogía antes de entrar en aquel despacho, no guardaba relación con la realidad del asunto: mis números; las cotas que tendría que haber alcanzado, estaban a la altura del betún. El tiempo empleado en los acentos, había descuidado el texto.
O, lo que es más fácil entender, había utilizado la mayor parte de mi tiempo, en resaltar o activar otras aptitudes, desatendiendo la única que era bien visible: las cuentas finales.

Es evidente que, según la profesión que se tenga; dependiendo de cómo cualquiera se gane la vida, fluctúa el resultado, conforme al estado de ánimo interpuesto en cada ocasión.
Si el riesgo es de vida o muerte, imaginen lo ojo avizor que se debe estar siempre. Y no quiero decir “avispado” porque me trae a la memoria el toro que mató a Paquirri.
Por cierto, hablando de eso… ¿Qué estado de ánimo tendría aquella tarde en Pozo Blanco? ¿Influiría alguna bronca que hubiese tenido antes de salir de casa? ¿Mediaría en su cabeza, a modo de premonición, toda la cola que traería su primer y segundo matrimonio? ¿Estaría preocupado por el porvenir de su tercer hijo? (Aún muy pequeño entonces, pero feo a rabiar, eso si)
Y es que, viendo lo que se ve por ahí, no es de extrañar que acongoje a más de uno, un estado de ánimo fatal, que le puede llevar a consecuencias insospechadas.
DEP

miércoles, 19 de agosto de 2009

Cambia tu cara

Cuantas veces hemos escuchado esta expresión: ¡Cambia la cara!
Claro que en un sentido puramente alusivo, pues nadie piensa en cambiarla del todo.
Se dice cuando la persona en cuestión, tiene una expresión poco adecuada. Ya sea de tristeza, de preocupación, o simplemente de mala leche.
Sin embargo, en los días que vivimos, hay que tener cuidado con lo que se dice... pues de repente, pueden hacerte caso y correr al cirujano de turno, para convertir en realidad el eufemismo.
Ya se hacen trasplantes de cara, y en España acaban de autorizarse. Según comunican en este medio el año pasado las autonomías propusieron su viavilidad para finales del mismo año, o ya en el 2009.
Bien, pues, a la fecha actual, 19/08/2009, ya se ha realizado el primero en nuestro pais. El intervenido, o receptor, un varón de 43 años, y el donante -fallecido en accidente de automóvil- también varón, de 35 años, son los distintos protagonistas. Por supuesto, el cirujano Pedro Cavadas es el principal, pues sin su habilidad no hubiese sido posible. Al menos, no aquí.

Isabelle Dinoire, la señora que aparece en la fotografía superior (izquierda) es la primera de los cuatro que se realizaron en Francia; dos más se realizaron en Estados Unidos, y uno en China.
Eso, los que conocemos, pues atrás quedan las películas que hablaban del cambio de faz de los mafiosos, u otras "celebridades" por el estilo. Incluso el film Face to face del insigne Travolta y el magnífico Nicolas Cage.
Impresionante ¿verdad?
De modo que ahora, yo al menos, me planteo la siguiente cuestión: ¿Será de él, o ella, la cara que estoy mirando? ¿O, por el contrario, estoy mirando la cara de alguien que está enterrado, quemado, o... ? ¡vaya usted a saber!
Resulta curioso como el ser humano, llega tan lejos. Tanto, que a veces parece pasarse todo el planeta... y vuelta.
No se descubre un medio para atajar el cancer, de una vez por todas. No se para de subir al espacio. No duelen prendas, a la hora de gastar y gastar cantidades astronómicas, en fines que no quitan el hambre del mundo. Se hacen campañas solidarias, de las que jamás se pueden confirmar los resultados... ¿o si, y yo no me he dado cuenta?
En algunos paises, las gentes pelean por el bien tan preciado y necesario para vivir que se llama agua. Unos tienen que pagar por ella, comprando camiones cisterna que casi nunca llegan a su destino, mientras en la calle de al lado la tiran, prácticamente, en lavar sus lujosos vehículos, o regar los floridos jardines.

Nunca estaré en contra de los avances de la ciencia, pero, algunas cosas me parecen tremendas contradicciones. Al parecer, todo funciona sin pies ni cabeza; grandes avances y grandísimos atrasos, que se disputan la coherencia (¿o es que en realidad, si, que se ha descubierto un remedio contra el cáncer y el sida, y se lo han guardado en una nevera?) ; ingentes cantidades de dinero que se "pierden" sin pista alguna; organizaciones no gubernamentales (ONG) que parecen luchar contra cíclopes monstruosos, y otras que solo forman fachadas, para albergar calentitos y sin preocupaciones, distintos intereses privados....
...no, esto no me convence... aunque se pueda cambiar la cara de alguien, o se trasplanten otros miembros del cuerpo humano.

viernes, 10 de julio de 2009

Los toros, y el Toro Bravo.

Bello animal, bellísimo. Y más, en su hábitat natural que es la dehesa.

Mucho se ha escrito del toro, de su mundo, de la tauromaquia, del pro y el contra de la fiesta. De toda la belleza que hay en el toreo por verónicas, delantales, chicuelinas... y del colorido que encierra una corrida de toros. Vestidos de las mejores galas, quien acude a los tendidos, a ser posible un buen habano, y esperar la magia del que sale al coso a matar o morir, vestido de luces.


Los toreros y los toros, se juegan la vida en el ruedo. Ellos cobran por hacerlo, y los toros salen a envestir con el afán de empitonar al antagonista, que es el instinto del toro bravo.

Todo ello es producto del morbo innato del ser humano, que gusta del riesgo...sobre todo, del que corren los demás. Porque quien se arriesga está en su derecho de hacerlo, y el que lo mira, en su derecho de -incluso- pagar por ello.
Y también cabe en "curiosas expresiones" que hoy precisamente, fallezca por heridas de asta de toro, un mozo que corría en Los Sanfermines. Pues la curiosa expresión, es el titular de la noticia: "tuvo muy mala suerte..." ¡Toma del frasco!
Mala suerte sería, salir a pasear tranquilamente por la calle, y que te caiga una maceta encima al pasar bajo un balcón. Eso, si que es mala suerte. Pero... ¿que te coja un toro, porque te has puesto delante, a correr y correr como un poseso? Señoras y señores, se confunden los términos.

Con todo el dolor de mi corazón por esta muerte -que no quepa la menor duda- tengo que opinar al respecto como buen aficionado que soy del toro bravo, de la fiesta, y todo lo que conlleva la tauromaquia.
Desde hace siglos que se corren y se torean éstos animales, pues ya lo hacían en Egipto, cultura ancestral por demás. Allí se llamaba Apis en vez de toro, y en ocasiones se les adoraba como si fueran dioses. (Dicho sea de paso, pues no apetece ahora entrar en tanta historia)
El toro bravo de España es autóctono, y aquí se inventó el toreo por verónicas. Los muletazos por bajo, al natural, en redondo...y todo lo demás. Y un torero de la saga de los Romero, de Ronda, concretamente el padre de Pedro Romero, fue quien comenzó la suerte de entrar a matar "por derecho" (frente a frente) además de "recibiendo" que se utiliza para los morlacos con escasa movilidad. Lo que significa que esta suerte, no se usaba desde los principios. Y ese es el momento de la verdad, porque, o matas o te mata. Incluso con una estocada de muerte, puede arremeter y llevarse consigo la vida del torero (El Yiyo, por ejemplo)

Bien; cada vez que se habla de muerte, la sola palabra acongoja, se deba a la muerte de quien sea. Animal o persona, árboles o plantas, no deberían morir nunca. Pero existe una ley natural que dice, que todo lo que vive, muere. La diferencia estriba en quien la busca, o la proporciona gratuitamente. Y es, precisamente en ese término, en el que pretendo basarme para esta entrada.
Si alguien se pone en peligro, la palabra suerte hay que usarla solo en positivo: "tuvo suerte, que no se mató". Pero de ahí, a decir que quien se pone delante de un toro, sin un mínimo de control -como el que puede haber en la corrida, y de hecho lo hay, pues son profesionales- "tuvo mala suerte que lo cogió el toro" me parece una verdadera barbaridad.
Creo que alguien tendría que tomar medidas en este campo, y erradicar de una vez por todas, cualquier festejo de este tipo, donde la mayor parte de la gente -por mucho que digan que hay normas- está fuera de control. Me parece que no se puede controlar, una vez que la carrera se dispara, ni con una varita mágica.
Eso, sin hablar de ciertos espectáculos que circulan por ahí, con el toro como protagonista. En mi opinión, la fiesta de los toros, las corridas de toros para ser más exactos, no tienen nada que ver con eso.
Algunos ejemplos: El torero conoce los espacios, se coloca en su sitio, y el toro, que es bien bravo y tiene fuerza, acude a envestir una y otra vez. Quiere empitonar, pero el torero lo domina con el engaño, franela (muleta) o percal (capote) Observen
Otro: El torero busca su sitio, el toro lo coje repetidas veces.
Comparen, y juzguen ustedes mismos.

domingo, 5 de julio de 2009

Michael Jackson ha muerto, y los mentideros se crecen






















Por alguna razón desconocida para mí, no puedo insertar vídeos en el blog, y mi gusto hubiera sido ofrecerles uno, de tantísimos, que tiene este inconmensurable artista.
No obstante, os dejaré algunos enlaces puntuales.
Bueno, pues resulta que Michael ha muerto. Y los mentideros, aquellos medios de comunicación que se nutren y viven, de escarbar como las gallinas en todas las porquerías habidas y por haber, se crecen en programas que especulan con ciertas aberraciones de este personaje.

Durante los 19 meses que duró el juicio contra él, por 10 acusaciones de abusos sexuales a menores, salieron detractores de todo tipo. Investigadores que se arrogan -o les conceden- el ser expertos en la vida de Michael Jackson, a los que -por ejemplo- el programa "donde estas corazón" les brindó plataforma en fechas recientes.
Un señor que se llama Victor Gutiérrez, que a pesar de la absolución pronunciada por un jurado de Santa María, California, Estados Unidos de América, el día 13/05/2005, tras siete días de deliberación, continúa denostando y hurgando en los deterioros emocionales de dicho artista. Dice él, que la muerte del Rey del Pop, no le convierte en santo.
Efectivamente, señor Gutiérrez, y eso es tan obvio, como las verdades de Perogrullo, quien sostenía sentencias como esta: "está lloviendo, por tanto cae agua" Con lo que cabe deducir, que cualquier espabilado, cualquier charlatán de feria, cualquier cuentacuentos del tres al cuarto, tiene cabida en nuestra sociedad, cuando de hablar mal de alguien se trata.
Se ven muy pocos casos al revés... o sea, que alguien es declarado culpable, y salen miles, o cientos de charlatanes, diciendo que es mentira, que no es culpable... ¿vosotros habéis visto muchos casos de éstos? No, seguro que no. Al menos cobrando por ello, y brindándoles entrevistas remuneradas en los medios. Y es que...¡ ahhhh...decir que alguien es inocente, y que la justicia se ha equivocado, no vende un solo dólar!!!

¿La justicia para que existe? ¿Para acatar sus dictámenes y sentencias, o para seguir especulando con lo acertado o no, de las mismas? Preguntas que deberíamos hacernos a menudo, aunque a veces todos lleguemos a plantearnos, por qué un juez determinado, dicta una sentencia como aquél de la minifalda. De cualquier forma, la envergadura de un caso como el de Michael Jackson, está sometido a lupa, y no solo en su localidad, sino en el mundo entero.
Y ya, sin entrar en dar opinión respecto a la vida y culpas del artista, porque entonces no sería objetivo, me limito a decir que acaba de morir, posiblemente, el artista más popular de todos los tiempos. Y eso sí, porque le he visto... cantar y bailar como a nadie, tengo que decir que su carrera artística, ha sido de lo más inpresionante que ojo u oido humano pueda captar.
Vean, vean, algunos de sus vídeos Machael Jackson




Descanse en paz.

jueves, 25 de junio de 2009

Cuando se siente, cuando se quiere... cuando se nota.


A ti, que eres la razón por la que existo. A ti, que cubriste la soledad de mi cuerpo. A ti, que supiste llenar todos mis vacíos.
A ti te digo que hoy, he notado cuanto te quiero. Que esta mañana, supe lo que sentía. Que hoy, tan temprano que no podía contener mis lágrimas, me di cuenta de lo que significa amor.
Y le grito a los cuatro vientos, te amo, te amo, te amo, te amo.
No se puede hablar de nada; nunca se sabe cuánto, hasta que ves a quien tuviste ayer en tus brazos, decirte adiós con sus pequeñas manos. Cuando la distancia comienza a notarse, porque lo físico ya no se tiene. En el mismo momento que los pasos te van separando, en ese momento, tu alma se desgarra poco a poco.
Y entonces lo ves, lo entiendes, te llegan las miles de sensaciones, los millones de efectos que en ti provoca el ser querido. Y comprendes...
Y tu mente se agolpa en desespero, cientos de caballos trotan en tu pecho, y golpean y golpean, sin que tu dolor se cure... impasibles. Y el recuerdo de su cara, de su piel, de su sonrisa, de sus besos, de sus caricias, de su voz... todo, no te ayuda a que el suplicio se detenga. Te empuja tras las lágrimas, y el nudo ya es enorme, y te paras... porque no ves nada alrededor.
Quieres morir, pero tampoco puedes.
Ya, después de aquellos borbotones, con más calma, solo dices: "si es por poco tiempo"... y vuelves a llorar.
He llorado amor, y lloro aún... porque te quiero.

miércoles, 17 de junio de 2009

Llegan las vacaciones




Estamos en el momento adecuado para hablar de las vacaciones de verano. El próximo día 21 -más o menos- todo suena a veraneo. Los niños y no tan niños dejan de acudir a las escuelas, y los mayores comentan en sus trabajos el lugar elegido, o especulan con la decisión.
Por esa razón, me parece un buen momento para intercalar aquí, alguno de los artículos que publico en Spaintube.es.
Vaya por delante este bello lugar de la costa gallega, uno de tantos en nuestro maravilloso pais, que se pueden escoger para divertirse a modo.
“Cariño”….es un pueblo

En Galicia, provincia de A Coruña, a dos pasos del Cabo Ortegal, una pequeña aldea pesquera, se muestra como un lugar idílico para visitar en cualquier época, pero sobre todo, en verano.

También cubierta de historia, pues en la sierra de A Capelada se hallan restos del Paleolítico y Neolítico, como mámoas o dólmenes, que se refieren a enterramientos y túmulos funerarios. Y de la edad de hierro, se conservan indicios de seis castros –o castillos- catalogados como tales. Romano, medievo y edad moderna, que la meten de lleno en la pesca e industria conservera en nuestros días.

Y posee en su curriculum grandes legajos de reivindicaciones segregacionistas, por la marginación que ejercían sobre los cariñeses las autoridades de Ortigueira, de quienes dependieron mucho, mucho tiempo. Hasta que en enero de 1988 se crea el Ayuntamiento de Cariño. Y éste movimiento que termina por independizarle de Ortigueira, hay que agradecerlo a un único líder: La Asociación de Vecinos de Cariño.

Historia que no merma la belleza de este rincón entre dos mares. Mejor dicho, entre mar y océano. Cantábrico y bravo el mar, e inmenso cauce de cultura el océano de nombre Atlántico. Costa difícil, gallarda, temeraria y abrupta, que ofrece acantilados sin parangón en toda la Unión Europea. Verbigracia: Vixía Herbeira, con 613 metros de caída vertical, se convierte en el cenit de los taludes de Europa.

Se puede llegar hasta su mirador, de no ser muy amigos del vértigo, ascendiendo por carretera hasta San Andrés de Teixido, a 9 kilómetros de Cariño.

Lugar puntual para concebir la magia de sentirse ínfimo, al lado de semejantes colosos naturales, admirando las piedras más antiguas de la península ibérica. Y –como no- con un ambiente de pasmosa tranquilidad y beneplácito, con poquísimos ruidos mecánicos, degustar la artesanía de sus conservas de pescado. Pasear por unas estrechas y saladas calles, sin volver la vista al cruzar, pues no hay necesidad alguna.

Sus playas, de elegante arena blanca y suave, exentas de amenaza de muchedumbres descontroladas, estimulan la satisfacción de ser acariciado por la dócil temperatura.

Excepcional atmósfera para la pesca, tiene aquí el amante de cebo y anzuelo.

Alcatraces, pardelas, paiños, charranes, págalos… en verano; gansos, limícolas, garzas, gaviotas, cormoranes, y, hasta zampullín y cuelirrojo, o colimbos… en invierno, son las aves que brindan el gran espectáculo migratorio , que pone a Cariño en el mapa de los ornitólogos. Exótico panorama para cualquier ojo, que guste de subir hasta sus miradores, o se interese por las aves migratorias en recorridos rurales de especialísimo espectáculo.

Y costumbre inveterada de festividad principal, mientras homenajean a La Virgen del Carmen, y la pasean con barcos repletos de gente, “visitando” todos los acantilados de la zona. Colorido y fervoroso rito, que se adorna con La Danza de los Arcos, ya en tierra firme. Todo aquel que visite Cariño en el mes de julio, puede disfrutar de esta gala.

¿Retiro o vacaciones? Cualquiera de los términos es viable.



sábado, 6 de junio de 2009

El vandalismo... ¿juez, o parte del ser humano?


En una tertulia radiomatutina, de esas que nos llaman "escuchantes" (que nunca entenderé por qué, los radiooyentes se han convertido en radioescuchantes) se entretenían en exponer a debate el tema del vandalismo.
De todos los comentarios que pude oir -o escuchar, jeje- ninguno me pareció el adecuado. Mea culpa, pues igual estoy desfasado, o sua culpa, pues a lo mejor, los desfasados son ellos.
Unos decían que el graffiti es una forma de vandalismo. Otros, que el graffiti, es una forma de cultura, o algo por el estilo. Aquellos, por qué en el fútbol, se genera tanta violencia o vandalismo, cuando algunos desgraciados se dedican a destrozar cosas, a su paso por las calles de las ciudades. Éstos, que los jóvenes son vandálicos, porque tienen vitalidad (esto si que me parece una barbaridad de tamaño descomunal) y los mayores no lo hacen, porque tienen otras cosas a que dedicarse. También hubo algunos que dijeron, que el vandalismo es algo que se genera en las personas, sin dar más explicaciones.
Y desde luego que este último, se acerca más a la verdad según mi humilde criterio.
En fin, una serie de comentarios, que más bien me parecen hechos porque hay que decir algo.
Y nadie cayó en la cuenta, que el ser humano, como animal -aunque en ocasiones racional- tiene "calidades" y "cualidades". Esto no es otra cosa que, actitud o aptitud, si hablamos de nuestra especie. Me explico: las actitudes, suelen ser condicionales, o adheridas al carácter. Y las aptitudes, son capacidades que permiten discernir. Ambas cosas son susceptibles de adecuación, según los conocimientos adquiridos.
Por lo tanto, la aptitud o cualidad, ha de utilizarse para moldear lo característico, que a veces no es lo más deseado.
Señoras y señores radioescuchantes, conductores de programas, y demás compañeros mártires: El vandalismo, es una calidad inherente, incrustada, absorvida, indeleble, inseparable, y unos cuantos más in- del ser humano.
El vandalismo, surge en determinadas circunstancias o estados de ánimo de esta especie. Pero no olvidemos que esta "calidad" que deberíamos calificar siempre como negativa surge la mayoría de las veces al amparo de otras calidades. Como por ejemplo el gregarismo, que todos sabemos es la tendencia a la agrupación. Y en otros casos, bajo una actitud que se llama clandestinidad, anonimato, o furtivo si quieren.
El individuo de la especie humana -que tal suena esto- cuando consigue que sus cualidades o conductas, superen a sus calidades o características congénitas (cuando se convierte, o convertiría en racional) deja automáticamente de comportarse como un animalito cualquiera.
Deja de ir al fútbol, o al menos cuando termina el partido, se va a su casa en paz, o a tomar un par de cervezas tranquilamente; deja de pintar en las paredes; deja de ampararse en la multitud para hacer fechorías; deja de esconderse para cometer atentados; deja de refugiarse en la oscuridad y la falta de testigos para urdir barbaridades; deja de violar y maltratar a otros seres, para sentirse más fuerte; deja, en fin, de comportarse como lo contrario a UN SER HUMANO.
O hemos estudiado muy poco, o lo poco que hemos estudiado, se nos olvidó... por desgracia.

sábado, 23 de mayo de 2009

Una noche en el cine 33

La película se titula: Noche en el Museo-2
¿La decisión de ir a verla? Ganas de pasar un buen rato de humor, para relajarse de tanta noticia nauseabunda que copa todos los telediarios.
¿La compañía? ... jejeje...¡Inmejorable!

-Te digo que si llego a saber que era autorizada, no vengo.
-¿Por... ?
-Porque los niños no dejan ver el cine.
-¡Anda ya, no seas exagerado!
-¿Exagerado... ya verás!
Y comienza la peli.... taaaachaaaannnn...
No llevaba ni un minuto, cuando efectivamente, los -por suerte- pocos infantes que por allí había, comenzaron a dar por donde amargan los pepinos.
Uno se levantaba para cambiarse de sitio con el de al lado... otro, salía a escape haica la puerta de la sala, y su -no tan mayor- acompañante, detrás, como una posesa.
Las lucecitas de los móviles, indicaban que primaba más el aparatejo que a ellos, y también algunos mayores, les entretiene más que una buena proyección.
Cuando las interpretaciones de los geniales comediantes, como Hanck Azaria, el "malvado" y vuelto a la vida Faraón, requerían una carcajada a toda pastilla... ¡ni un solo niño se reía!! ¡Ni uno solo!
Y volvió el diálogo del principio, antes que se apagaran las luces:
-Ahora te comprendo.
-(mirada de suficiencia y reproche)
-(risa)
-(más risa)
Y al dia siguiente llegan las reflexiones: "Si los niños no se reían... ¿a que puñetas habían ido al cine... que es lo que esperaban ver... que buscan en una película... por que los llevan su padres, hermanas o hermanos y novias... ? que entre otras cosas, debía ser por la preocupación de atender a los menores, tampoco se rieron mucho, que digamos.
Y la otra parte de la reflexión: ¿Me habré vuelto gilipollas con la edad? ¿Es que lo moderno, es no reirse fuerte? ¿O es lo educado? ¿O es que éstos que me hacen gracia a mi, no le hacen gracia a nadie más?
En fin; que nosotros dos nos reimos a gusto, y el resto del personal -tampoco serían más de treinta- no se reían.... al menos, no a gusto como se suele decir.
Lo cual hace pensar que la cosa está cambiando a pasos agigantados, y nadie sabe muy bien por donde anda. Porque desde luego que el libro de los gustos está en blanco. Pero lo común, aquello que según infinidad de asistentes que tuvo la primera película de esta saga del museo, y los que está teniendo la segunda, señala una proyección deseada, no tiene relación con lo de ayer. Si ir al cine significa estar callados como momias, mirando de cuando en cuando el visor del móvil...¡esto no es vida!
Ni mucho menos, ir al cine.
Por cierto, a los que aún tengan sentido de la interpretación, de la comedia o el drama, y sobre todo del humor, les recomiendo que vayan a verla. Todos están geniales. Para mi, Ben Stiller es garantía de humor, desde luego. Si no un humor estridente, si que encaja a la perfección en sus papeles. Y la interpretación de ese actor secundario, Hanck Azaria, que ya hacía de genial mayordomo en "Una jaula de grillos", y ahora interpreta al Faraón malvado y siniestro -es para mondarse su manera de hablar- merece todos los elogios.
Y de Robin Willians... ¿que puedo decirles yo, que ya no sepan? ¡Sencillamente, magnífico!
Saludos cordiales, y feliz fin de semana
.

jueves, 30 de abril de 2009

gggggggggggggg...¡vaya la que he liado!!!

Antes que nada, pedir disculpas a mis seguidores, por estar algo perdido estos últimos días. El caso es que, primero la Semana Santa, y mis compromisos con la revista turística en que colaboro; luego, ciertos problemillas con esta infernal máquina, a veces tan odiada, y siempre tan necesaria, dan como resultado que de forma sistemática, se abandona lo puramente personal. En este caso concreto es el blog, quien sufre el momentáneo abandono. Pero ya estoy aquí de nuevo, y con renovadas ganas de darle a la tecla.

Este lindo y apetitoso animalito, que tantos y tantos seres humanos se comen, ahora, quiere comérselos él, a todos.
¿Pero eto que é? ¡Vaya la que has liado, amigo!
¿O es que el nombre de la dichosita gripe, es un puro invento?
Cada día hay más cosas asombrosas, por lo menos para mi. Me resulta muy extraño todo esto, de poner la tele y ver a todo el mundo con mascarilla. ¿A ustedes no?
Siempre que ocurre algo parecido, de epidemias, pandemias, y todas las "demias" que se puedan imaginar, me asaltan enormidad de suspicacias.
Primero, lo curioso que resulta, que, alguien que se entrevista con el presidente de los Estados Unidos de América, muere al poco tiempo víctima de esta nueva gripe, nunca conocida con anterioridad. Al menos, no que yo sepa.
Segundo, las alarmas y las mascarillas. Pues ¿no sería más sencillo, evitar los vuelos a México, ese México lindo y querido, que a todos nos trae de cabeza ahora? Digo yo.
También es coincidencia, caramba, que el flamante Obama estuviese durante horas, expuesto a ser contagiado. Esto, a mi, me huele mal. Muy mal.
¿O es que andaba mal el negocio de las mascarillas asépticas, y los guantes de vinilo?
No quisiera tomarme esto a guasa, pero ya vale de alarmas tontas y absurdas, en lugar de medidas eficientes y cabales.
Señoras y señores, no vuelen ustedes a México, por si acaso. Y, los que vengan de allí, que vayan directamente al contenedor de la cuarentena. Y, si no queda más remedio que viajar, pues que no vuelvan hasta que todo esto haya pasado. Ea.
Saludos cordiales a todos, y tómense esto con algo de humor, porque para alarmas ya basta con oir hablar de la "crisis que se arreglará pronto" según el evangelio de un nuevo apóstol del despropósito al que llaman Zapatero.

jueves, 9 de abril de 2009

El amor por internet... Capítulo 4º



Era una bonita historia de amor, a pesar de que no había nada físico. Excepto unas fotos, unas noches en el Messenger, y llamadas de voz con vídeo-cámara, no existía otro lazo que el puro espíritu.
Ambos entendían que todo aquello, simplemente era el principio de algo que podía convertirse en real, o que podría terminar un día cualquiera. Conscientes de ello alimentaban la ilusión… pues solo les quedaba esperar.

Proyectos, planes de futuro… conversaciones interminables… amor y más amor que se sentían…. ninguno tenía dudas al respecto, pues un año de contactos casi diarios, les parecía suficiente a los dos… y así, llegó el día seis de diciembre del 2006.
Apenas un año de relaciones, donde las promesas de amor se hicieron firmes, y Julio se encontraba en San Pablo, aeropuerto internacional de Sevilla.
Las seis de la tarde, era la hora prevista de la llegada del vuelo procedente de Lima-Perú, vía Madrid.
Ni que decir tiene que estaba allí desde las cinco. No podía esperar más, pues la ilusión de verla en persona, al fin, se haría realidad en muy poquito tiempo.

¿Cómo sería el encuentro? Muchísimas veces se lo preguntó, en el transcurso de los meses que distanciaron aquella noche en el billar de yahoo, con el día definitivo que iba a conocerla.
Ignoraba que iba a pasar cuando se vieran; ignoraba, que iba a pensar ella, pues por su parte si que estaba segurísimo de todo. Pero ella… ¿Qué pensaría al verle en persona? ¿Cómo le vería… se caerían sus ilusiones? ¿Acaso el encuentro, serviría para romper todo lo que sentían? Es que, partiendo de la sinceridad, Julio no se veía como un galán de cine, ni nada por el estilo. Más bien entrado en kilos, y algo mayorcito si que lo era.

Por fin, el anuncio de la llegada del vuelo sonó en los altavoces… se sintió nervioso de repente, como un colegial, y eso le resultaba gracioso “yo, a mis años… madre mía”-pensó- mientras miraba hacia la puerta de salida.

Los segundos se convirtieron en minutos, y los minutos en un puñado… ya no tenía idea del tiempo que pasó allí, hasta ver salir al último de los pasajeros. ¡Nada, que no aparece! Pero… ¿que estaba pasando?
De repente se le agolparon un montón de ideas: ¡No podía él, tener tanta suerte… que va! Al final, aquella preciosidad que esperaba se había arrepentido… o dio vuelta desde Madrid, o al verle, sin que el se percatase, salió corriendo para no se donde… ¡caramba que desesperación le entró!

Aunque conservaba la tranquilidad –pero solo en apariencia- se acercó al mostrador para preguntar por la lista de pasajeros… si ella había volado de Madrid a Sevilla, tendría que aparecer su nombre…

Y en las cercanías del mostrador, había un montonazo de gente, que no sabía él para que estaban allí…. ya se le estaban subiendo los nervios…y se giró un poco, sin saber que estaba buscando, quizá con la sana intención de tranquilizarse, y no emprenderla a empujones con la gente que allí había….

Y entonces la vió… sonriendo, con un enorme carro y dos maletas tremendas… y él también sonrió… o más bien se le abrió la boca, con una mueca entre desesperación y alegría, que le haría parecer un idiota…

-Yo te vi primero- fue lo que dijo, aquella preciosa reina del universo, cuando se acercó a besarla…

No hubo el más mínimo rechazo…solo la continuación de aquel amor tan grande, tan inusual, que hacía parecer a dos novios, que se reencontraban tras una larga ausencia…

Y hoy, parece que fue ayer, cuando ya van tres años de relación… feliz y preciosa relación, que solo camina hacia el futuro.

domingo, 29 de marzo de 2009

El amor por Internet, Capítulo 3º



Pincha en el osito, y verás como te saluda... jeje


Capítulo 3º.-

...Un pellizco, que hasta le hacía ver la letra como si fuera la suya, en lugar de unos signos sin vida, cuando menos alejados del sentido físico, del editor de texto habitual.
Pues ya que se perdió la “personalidad” de las letras, ahora que nadie escribe a puño y tintero, se le antojaba tremenda sensación, “ver” aquellas letritas suyas tan pequeñitas como pulgas, eso si, muy uniformadas y bien definidas.

Estaba alucinando? Después de una vida llena de sobresaltos, aún definidos en largos tiempos, en los que hubo de todo: amores, desamores, matrimonios, separaciones, divorcios… relaciones esporádicas, amantes, aventuras y desventuras… ¡ahora!... le llegaba esta sensación inmensa, completamente desconocida para él.
Y por supuesto, que ya estaba pensando en la forma de decírselo. Lo que empezaba a germinar en sus vísceras, no podía quedarlo en el olvido, y mucho menos sin decírselo a ella. Se sentía distinto, como volviendo a comenzar en la edad de mariposas en el cielo, sensaciones de alegría en todos los átomos del cuerpo, y flores hasta en las piedras. Y había que compartirlo.
Armado de valor, y no sin ciertos temores al rechazo, o al “¿pero a donde vas tu, so viejo verde?” se preparó para escribirle una carta, y contarle lo que le había conmovido de tal manera.
“No se como empezar. Pero tengo que armarme de valor, y seguir adelante.
Bueno; resulta, que, creo que… siento por ti algo muy especial. No se siquiera si esto tiene sentido; si nuestras edades se corresponden, o esto es una locura. No entiendo nada, pero me pasa.”
Así comenzaba la carta, que se copia aquí del original, incluido formato y texto.

Aún ahora, al volver al recuerdo, y buscar en sus archivos todas las cartas que se cruzaron, no puede evitar que aquellas sensaciones se disparen de nuevo. Era como tocar el cielo, sin necesidad de empinar ni un dedo. Era, lo mejor que nunca había experimentado o hubiese imaginado siquiera, que podría ocurrirle a él.
Estaba diciéndole a una chica, a miles de kilómetros de distancia, que se acababa de enamorar de una frase, de unas siglas en un Nick, de unas letritas que se le figuraban, en aquella carta que decía “Sevilla es rebonita”…
¡Que locura!

Pues no; de locura nada, porque a poco más de unas horas, recibió esta respuesta:
"Asunto: hola!
hola , no se que decirte solo que me siento muy feliz y siento lo mismo por ti , como podria no agradarme lo que dices, si esperaba tanto que lo dijeras , sabes hace un momento pense que todo era una ilusion que solo pasaba por mi cabeza..."

Ahora sí, que ya no cabía duda alguna. En ese momento, mientras leía la carta, volvieron a sonar los cohetes de cuando niño, allá en Galicia, vio una fiesta por primera vez. Los mismos fuegos artificiales de idénticos estampidos y colores, que cuando niño también, sintió el primer día que su madre le hizo unos pantalones largos. La vez que su padre volvió a casa, tras la primera ausencia que recordaba, en un viaje que duró semanas, y les traía tebeos y pulgarcitos, nada menos que de Madrid. También, su primer baño en el mar, allá por Tarragona, cuando disfrutó las primeras caracolas de salitre y espuma.

Todas sus mejores sensaciones, en toda la época de mejor pureza de su vida, vinieron al momento de leer aquel mensaje en su correo de internet. ¿Quién lo diría? ¿Que cambios, no podía dar la vida? ¿Cómo se podía conjugar, tanta técnica nunca soñada en su infancia y juventud, con aquellos torpes sobres amarillentos y sellados del correo postal?
Cuando en el colegio, porque todos los niños lo hacían, escribía notas a las chicas más guapas de la clase, y cartas de supuesto amor incomprendido, en aquellas cuartillas que “robaba” del escritorio de su padre. Que un día no se le ocurrió otra cosa, que meter una de estas misivas, aturdidas e ilusorias letras, en un sobre con membrete del hombre que le había dado el ser. Ahora, en este mismo momento, rememoraba el asombro, sino miedo, que sintió cuando su querido progenitor le mostró aquella carta: ¿Es tuyo esto? Le había preguntado…y si él, hubiese sido capaz de articular palabra, seguro que hubiera dicho esta frase: ¡¡tierraaaa...tráaaagame!!

Y sin solución venía a su memoria, aquellos años felices y de tanto amor de su familia, inocentes y sin altas pretensiones; de una vida que se solventaba siempre en déficit de cosas, y engrandeciendo las pequeñeces. Una vida, que siempre habría de añorar, en la falta ya, de dos seres muy queridos, que nunca le dieron un no por respuesta.
Sin duda, el mundo traía sorpresas. Muchas, muchas sorpresas.

Claro que, siendo un tanto objetivo, si no se le agrupasen todas las emociones, o quizá, si lo hubiese leído en algún sitio, terminaría por parecerle ilusorio. Pero le estaba pasando a él, y eso no tenía nada de ilusión. No era un crío, para no diferenciar entre lo real y lo imaginario.
No… aquello era real; en la distancia, mucha, mucha distancia, había una persona que sentía lo mismo, solo por el intercambio de unas frases, de unas fotografías, de unas letras en un texto por vía electrónica. Eso es realidad, no ilusión.

Mas tarde, solo unos meses más tarde, pudo corroborar lo real que había llegado a ser, y lo circunstancial, o el azar, que hizo que aquella criatura se conectase al billar de yahoo….precisamente aquella noche de noviembre. Aquella, y no otra…


martes, 24 de marzo de 2009

Al amor por internet....Capítulo 2º

Capítulo 2º
Mirando aquí y allá, porque nadie entraba en su mesa, encontró una cuyo nik decía nnn nnn…y aquello le cayó en gracia. Alguien que escribía como si estuviera tarareando una cancioncilla, le hizo pensar que era interesante. Y el pequeño avatar, decía que era una chica.
Hola: jugamos? –Preguntó en el chat
-Bueno- fue la respuesta escrita.
Eso fue todo el inicio de diálogo. Pero el no se pararía…jeje…le encantaba hablar, y comenzó a darle a las teclas apenas que las bolas rodaban por la mesa.
-Yo soy Julio, de Sevilla, España…¿Cómo te llamas?
-Lucía.
(Vaya, no era muy explícita)
-Encantado, Lucía…¿de donde eres?
-De Lima, Perú.
-¡Vaya, que lejos..jajaja
-Si, mucho…jajaja
(Bueno, al menos se reía)
-¿Es grande, Lima…no?
-Siiii…es muy grande…demasiado…jajaja
-Y tiene que ser muy bonita, pues algo he visto cuando estudiaba geografía universal.
-Es bonita, si. Algunas zonas, no tanto.
-Bueno, eso es normal. En todas las ciudades hay zonas…digamos, menos afortunadas.
-Si…jajaja…es una bonita forma de decirlo.
(Que suave era!! Su manera de escribir le daba un aire delicado y muy sutil..debía ser un encanto de criatura)
Su intuición, su deformación profesional de observarlo todo, le indicaba que al otro lado del océano, allá, a ocho mil kilómetros, se encontraba un ser muy especial. Y ya ¡caramba! algo le asaltaba la boca del estómago. Y no fatigas, precisamente.
Quedó tan encantado, que le pidió su correo -no sin antes escribirle el propio, claro- y le prometió enviarle fotos de Sevilla.

Julio era condescendiente, y jamás faltaría al respeto, pidiendo algo sin darlo primero. De modo que, siempre que hablaba con alguien en el billar, antes de pedirle sus datos, él, se anticipaba con los suyos.
Para él, era indiscutible que tras cualquier teclado, había una persona. Se daba cuenta, también, en su corto periplo por las redes del mundo –en lo virtual, naturalmente, pues ya era talludito- que mucha gente de la que llegaba a conocer, parecía poner un parapeto entre la pantalla y el otro lado. Un escudo, que se adivinaba inexpugnable.
Y esto le resultaba una falta de autoestima de tremendo tamaño. Si esta gente tan obtusa –pensaba- se porta así tras un ordenador, seguro que en la calle no le dan los buenos días ni al vecino. ¿O quizá aparentan lo que no son, y en público son dicharacheros? No; estaba convencido de lo contrario. Si tras la pantalla son así, es que en la vida real se han olvidado hasta de hablar. Para cuánto más, ser comunicativos.
Pues algunos, todo lo que intentaban “decir” en la red, no tenía visos de ser explícito. Más bien, como una terapia, para salir de no se que traumas y problemas personales.

En fin, aquella criaturita parecía de otra pasta. Dulce, hasta se atrevería a decir, tras muchas cábalas mientras buscaba imágenes que enviarle. No esperaría a la mañana siguiente, pues a él ¿quién le metía prisa, sino su impulsividad?
Ya conocía la vida lo suficiente, para utilizar siempre el “lo que puedas hacer hoy, no lo dejes para mañana”

Y al día siguiente, ya por la tarde, pues abrió el correo como mil quinientas veces, recibió su respuesta. Claro –se dijo- es que la diferencia de horas, es de por lo menos seis. ¡ Pero que atontao estoy !
Y aquella frase que leyó, la que jamás ya, habría de olvidar; la que siempre estaría en su cabeza y sus oídos y sus ojos: Sevilla es rebonita, le dijo todo lo que tenía que decirle.
Ahora si, que al leer aquella carta se quedó boquiabierto. Ahora si, que el estómago ya le dio un pellizco gordo…

Premio "No me olvides"

Este premio, tengo el gusto de recibirlo de una gran amiga y excelente humorista:
Lucía de "Mi rincón": http://luciavcm16.blogspot.com/
Las normas, según me explican son las siguientes:
Tienes que publicar una entrada en tu blog, exponiendo la entrega de este premio.
Has de nominar a siete candidatos, que según tu, merezcan el citado galardón.
Tienes que reseñarlos debidamente con sus direcciones, y además, has de comunicarselo.

Y propongo con idéntico placer:
Adelino Leite, el crack del humor:
Marisa, otra joya del saber reír:
Oscar, un lujo de la palabra escrita:
Toñi, la sensibilidad personificada:
Alejandra Menassa, psicóloga de la elegancia:
Reborn...seductora, genial vampiresa:
More Baker, poetisa del amor:

Un saludo muy cordial para todos. ..........

jueves, 19 de marzo de 2009

¡¡¡YA BASTA!!!

Siento hacer esta interrupción en la bonita historia que estaba contando, pero mi rabia no me permite pasar por alto los nuevos derroteros que ha tomado el caso "MARTA DEL CASTILLO".
También siento parecer redundante, pero es superior a mis fuerzas, y no puedo quedarme callado... y es por lo que digo:
La verdad… ¿nadie se harta de tanta incongruencia? Si uno está comprometido con la vida; si uno está sensibilizado a la solidaridad; si alguien siente verdaderamente lo que le pasa a los demás; si, aparte de todo esto, uno se compromete con la política que nos lleva y nos trae, ya hay que decir: BASTA.
Basta de manipulaciones, y basta de investigaciones paralelas, y basta de gastar el dinero de los contribuyentes, que a todos nos queda demostrado de antemano, sin necesidad de ejemplos, la capacidad de nuestras fuerzas de seguridad.
No es necesario tanto despliegue, cuando sin necesidad de estudiar una carrera, cualquier español se da cuenta –solo hay que escuchar los comentarios de la calle- de que esta niña no está en el río, ni mucho menos lo que dijeron –o confesaron- los desgraciados del Migue y comparsa, era verdad en absoluto.
Uno, que ha estudiado algo de criminología, por pertenecer a los cuerpos de seguridad del estado durante un tiempo, y visto casos para dar y regalar, solo con vislumbrar el perfil de los hechos y autores, ya se da cuenta de la clase de intríngulis a que se enfrenta la policía. Seres barriobajeros, que tienen un código común, en tantos y tantos barrios de nuestra geografía, en cuyo código entra la ley del silencio y “esto es lo que tenemos que decir, pase lo que pase” ¿O no lo saben ustedes, señores policías de Sevilla?
Y… ¿nadie oyó, ni vio nada? Ni los de arriba, ni los de al lado, ni los de abajo, ni el hermano, ni la ¿madre? de la nueva novia del asesino este, ni el amigo más pequeño, ni el amigo más grande, ni la novia –que hay que ver, como hablaba la niña- ni el padre, (u otro pariente) que ahora resulta que trabaja en un crematorio; ni la policía científica, que hicieron un “lavado” exhaustivo de lugar de los hechos, ni los policías que “vivieron” la reconstrucción… ni el juez, que debería haberle quitado el sueño este caso, y leído con lupa todo cuanto llegó a sus carpetas… YA BASTA, DE MENOSPRECIAR AL PUEBLO.
Y todo el lío, porque unos abogados en el desarrollo de su oficio, ¿asesoren? a los delincuentes para esquivar la acción del peso de la justicia. ¿O no queda claro que, si ahora se sacan de la manga que fue el menor de todos, se está luchando por evadir sentencias de mayor envergadura?
¿Qué pinta un juez, que no es capaz de sentar a los abogados defensores, de los culpables de la desaparición de Marta del Castillo, y leerles la cartilla? ¿Qué pinta un ministerio del interior, que no dice: NO SE MANGONEA A LOS ESPAÑOLES, CON “HOY LA MATÉ ASÍ, Y MAÑANA LA MATÉ DE OTRA MANERA… SEÑOR JUEZ, DISPONGA USTED QUE LA INVESTIGACIÓN TOME OTROS DERROTEROS”?
¿Es que acaso, en esta cultura del pelotazo, donde no importa nada más que salvar el pellejo y llevarse lo que se pueda; donde es más importante un atentado según el terrorista que lo cometa (léase 11-M, que fue vergonzoso como se ignoraban las víctimas, discutiendo los políticos sobre fue este o fue aquél)…. matar, y deshacerse de un cuerpo, forma parte de la vida cotidiana de un país?
Señoras y señores, esto ya, clama al cielo… en la mejor, la más pura, la más auténtica de las extensiones de la palabra.
Aquí, los únicos que se ponen las botas con tantísima información, son los medios. Los que, como siempre, sin importarles un bledo el sentir ni el sufrimiento de los seres que soportaron sus pérdidas, corren como gamos para ponerles un micro delante, o, les ofrecen cantidades tan lustrosas que “no podrán rechazar” para que salgan en las teles de turno, y de tal modo subir la audiencia a límites insospechados.
BASTA YA, de hacerles el juego. Señor, padre de Marta del Castillo: Tenga usted la fortaleza, en estos duros momentos de tan grave pérdida, para decirles a todos que paren de especular. Detener a los medios de comunicación, y para eso se lo ha de dejar claro a la policía, que no se filtre ni uno solo de los hallazgos, ni uno solo de los comentarios, ni mucho menos las confesiones….el secreto de sumario a rajatabla.
Exija usted justicia, al juez que dirige las investigaciones. Y pídale, que siente a los abogados en su despacho, y les conmine a dejar de gastar el dinero público, por sus asesoramientos a delincuentes que solo merecen la desidia y el tirar la llave.
Y nunca será igual muerte, a la que dieron a un ser completamente indefenso, puro y sano, en el principio de su vida.
UN JUEZ, A SU CRITERIO, ES EL ÚNICO QUE TIENE PODER PARA INDICAR EL TENOR DE LAS INVESTIGACIONES, CUALQUIERA QUE SEA EL CASO. Y POR ENCIMA DE ESTO, SOLO ESTÁ EL MINISTERIO CORRESPONDIENTE, QUE DEBERÍA TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO, Y PARAR TODO ESTE CIRCO, QUE YA HUELE A PODRIDO.
No por hablar más, se siente mayor pesar. A veces, un grito a tiempo, aminora cualquier dolor actual o venidero. ¡¡¡BASTA!!! …Ese es el grito.

domingo, 15 de marzo de 2009

El amor por internet...?????????

Es imposible evitar una sonrisa -quizá carcajada- al ver esta imagen. Pero voy a relatarles una hisotria que va a dejarles sorprendidos. Sorprendidos de verdad.


El amor por internet, Capítulo 1º
Había terminado de cenar, una tranquila noche del mes de noviembre. A punto de terminar el año 2005, que no había sido especialmente bueno para él. Su cuñado, “su enciclopedia particular” como le gustaba llamarle, hacía tres años que arrastraba una maldita enfermedad.
Aún recuerda sin remedio aquella mirada suya, cuando desde el fondo de sus ojos parecía decirle: “cuñao, esto se acaba”.
Sería una más de tantas noches, que aguardaba la temida llamada de su hermana, cuando le sobrevenían aquellas hemorragias tan tremendas.
Era duro esperar la muerte, a pesar de ser tan obvia como la propia vida. Pero saber que estaba en la puerta, no tenía parangón con reflexiones de ningún tipo. Y la vida continuaba alrededor, impertérrita, sin mirar jamás hacia otro lado.
Eso, resultaba aún más cruel; sus miradas, sus peticiones de auxilio a no se sabe quien, quedarían grabadas en el espíritu de Julio para siempre.
Aunque él si, que nunca torcía la cara, y aguantaba estoicamente aquellos ojos perdidos, en un intento, fallido y absurdo intento, de devolver esperanza a su hermano del alma.

Pulsó el botón del ordenador y lo puso en funcionamiento.
Ya hacía un par de años que sorprendido por la maravilla de la informática, se había provisto de un magnífico ingenio de aquellos.
Tuvo la ocasión de “descubrir” lo extraordinario de aquel medio, recibiendo un curso de diplomatura en Formación Profesional, cuando los compañeros –bastante más jóvenes que él- ya hacían gala de conocer todo el intríngulis de los extraños aparatos.
En el plazo de un año, tomó varios cursos de Informática, de modo que hasta se había creado ya, su propia página web. ¡Casi nada!

Se sentía orgulloso y feliz, pues además le dio lugar a escribir su primer libro. Más bien terminarlo y corregirlo, ya que tenía el borrador mecanografiado.
¿Algún día le leerían? ¿Llegaría a tener éxito con la escritura? Bueno… en realidad, le importaba un pimiento. Lo que más le apetecía era escribir, y, decididamente, ya con una edad madura, se dedicaba de lleno a ello.
Atrás quedaba el tiempo de ridículas creencias, normativas caducadas, y concepciones de la vida de escaso valor. De la misma manera se hubiese ganado la vida escribiendo, que trabajando en lo que llamaban “algo tangible”.

Entró en la página de juegos de yahoo, porque tenía billar americano, que tanto le gustaba en la realidad. Y el descubrirlo en un mundo virtual, fue demasiado bonito.
Disfrutaba como un bebé con su sonajero, cuando podía hacer las jugadas soñadas de cualquier película, solo con mover el cursor. Hasta se podía adivinar su feliz sonrisa, dibujada en el reflejo de la pantalla.

Pero aquella noche –que casualidad- no encontró a sus amigos de Argentina, ni de Rumanía, con los que compartía partidas inolvidables… deambuló de una sala a otra, y nada….hasta que abrió una mesa, y se dispuso a esperar a su primer contrincante…

jueves, 12 de marzo de 2009

Para el amor de mi vida

Este es un poema de mi cosecha, no tan rica en producto como en tierra, que quizá, debiera ser más trabajada.
Un día de sol
Esta mañana me levante y te ví: eras el sol.
Después, salí a la calle y te ví: eras la luz.
Mas tarde, tuve calor y te sentí: eras la vida.
Eterna sensación en este cuerpo...
por siempre sentimiento en este alma,
que necesita de ti.
Cabellos alargados en mi espíritu,
en mis noches, en mis días...
en los poros de mi piel, en mis entrañas.
Esa vida que se siente, se respira...
y se palpa, en extremada espesura.
El sonido de las flores -que no tienen-
el olor del aire -que tampoco-
el sentido del revés y del derecho...todo, todo.
Lo que lloras, lo que ríes, lo que amas...
lo que buscas, lo que encuentras, lo que no...
lo que cae, o se levanta...
lo que llueve...o lo que escampa,
y con nubes o sin ellas siempre está:
Eres mi día de sol que dura siempre.

miércoles, 4 de marzo de 2009

¡Que lindo gatito...! El... lapsus?

Así veo yo, a Zapatero; así veo yo, a Rajoy.
El primero es piolín, y el segundo, el gato mugriento y sinvergüenza, más conocido por Silvestre, pelotas de la abuela -que puede ser España- que siempre está deseando zamparse al simpático pajarillo.
Si el uno tiene ingenio y sonrisa siempre-viva, en un alarde de significar la parte más débil, la que siempre está en el ojo del huracán -léase en los felinos ojos del gato- el otro siempre a la escucha, intrigando y vigilando cualquier descuido, para lanzar sus garras sobre aquél. ¡Ojalá se atragantara el gato, si fuese capaz de comérselo!
Que más de una vez lo tuvo en el gaznate, y se vió obligado a regurgitarlo por mor de la abuela con su moño y todo.
Exactamente igual que le pasa a nuestro querido presidente -que parece clónico con su querida esposa- saliendo y entrando de la jaula para hacerse el gracioso, y que la nación (de ahora en adelante abuelita) le ponga un poco más de alpiste.
Repasemos la última hazaña del minino, ojosmuybiertos Rajoy-Silvestre, y la escapada de la jaula, entreteniendo a la abuelita con sus trinos, del sonríoluegoexisto Zapatero-Piolín.
¡Madre mía!!! El ínclito presi, la que formó en la rueda de prensa: "para estimular, para favorecer, para follar..." al turismo. Si, si....que dijo eso, porque en eso es en lo que estaba pensando: en follarse al turismo, de una vez por todas. Vean, vean, y escuchen
Aunque puestos a pensar, igual ahora crecen las visitas a la abuelita. Para ver si tienen la reverenda suerte, de sentarse en un banquito del Paseo del Prado, cerquita de las cortes, y ver pasar el circo por la calle.
....jajajajajaja....jajajajajajajajaja....jajajajajajajajaja.
Esto es, para ponerle música.
Y ahora viene lo bueno, que es: "cómo se discute en el parlamento de la abuelita, de los lapsus cometidos por Silvestres y Piolines.. " Vean, vean, y escuchen
¿Que les parece?
jajajajajajajajajajajajaaaaa.....jajajajajajajajajaaaaaa.....jajajajajajajajajajaja
¡Vergüenza debería de darles! Pero que vá... en este pais, solo hemos aprendido a reirnos de los demás....porque si tuviésemos la capacidad de reirnos de nosotros mismos, ya nos hubiésemos dado cuenta de lo ridículo que es el parlamento de la abuelita.
¿Que es una contradicción? No, no, y no. La capacidad de reirse de uno mismo, hace reflexionar. Mientras solo nos partimos el pecho con las meteduras de pata de los otros (de ahora en adelante piolines y silvestres) es como si nos sentamos a la puerta de casa, esperando ver pasar el cadáver del vecino. Lo que concluye en una filosofía pancista y vengativa. Pasiva y corrupta.
Piensen, luego existan.