martes, 3 de febrero de 2009

Persuade, corrompe...incita...SEDUCCIÓN

¡Vaya con la serpiente...!
Ya podían haberla dibujado en otro sitio, caray...
Bueno, no se si mucho o poco, bien o mal, si o no, a vosotros os ha pasado alguna vez. Aunque supongo que si, claro.
Pues ahí van las dos partes de Seducción, que es un ensayo de mi "Antología de un poeta aficionado"

Encandila, ilusiona, hipnotiza…”seducción” 1ª Parte
La mirada.
Mis ojos recorren tu cuerpo, después de haberse clavado en los tuyos por un instante.
Momento sublime que fascina. Tiempo que no dura pero eterno.
Bajas la mirada. Sonríes, permitiendo el deseo que adivinas.
Entiendes lo que digo con mis ojos ….y descubres un mohín de rubor, que disparas sin vergüenza alguna. Lo se.
Me llega. Entiendo lo que piensas….
Consciente, giro hacia la puerta…mirando de reojo a tu lugar.
No vuelves la cabeza...no me das esa ocasión. No quieres que lo sepa.
Pero se; se, como quiere una mujer…lo que le gusta.
Y sigo caminando hacia la salida del local. Está lleno, y no me apetece.
Me gusta parecer interesante, y lo practico. Y a ti también.
¿O que pensabas…qué iría a tu lado como idiota? Yo se que no.
Apeteces que te “ignore”…pues así, cuando me tengas….¡uuyyy!!
Ya en la puerta, fuera de aquel sitio, un frescor de brisa…una sonrisa en mi boca…supongo la humedad de tus braguitas… ¡lo conseguí!!.
¡Me gusta!! Pues presiento que muy pronto, te harás la encontradiza…jeje
Y más me gusta, que en ese mismo instante, lo sabré… ¿?

Persuade, incita, corrompe….”Seducción” 2ª Parte
El encuentro.
Te lo dije. Sabía que iba a suceder y sucedió.
Ahora sé; sé, que ahora vuelvo a verte.
Te quedaste con las ganas aquél día,
y la idea del sentir, no te dejó.
Aquél rubor que desplegaste era verdad.
El pellizco del amor te sorprendió.
El calor de tu cuerpo y las ganas…lo que viste en mi mirada…
…la humedad, el deseo, el arrebato…todo eso.
Ya me tienes frente a frente. El encuentro no se escapa...yo, tampoco.
Ya, me aguantas la mirada… y la respondes.
No quieres perderte lo que viene….
…que me acerco casi a un palmo, y te saludo…
¡Hola!...sonrío, casi siento tu calor…me gusta,
y te lo digo.
Sin palabras, con los ojos, con el cuerpo…estamos juntos.
Yo respiro entrecortado y con deseo…¡es sublime!
Tu, palpitas en tus pechos y se nota…¡son preciosos!
Pensamos…nos miramos…
¡no! no pensamos…solo somos…
¡aaayyy! suspiro…¡te tendré!

17 comentarios:

Castrodorrey dijo...

A mi me gusta....

Castrodorrey dijo...

Y la próxima, muy, muy próxima, le daremos caña a los políticos. Otra vez, hasta que aprendan.

decisiones para la vida dijo...

Uuuyyy!! ¡Qué sensual relato! Ya en mi adultez puedo reconocer que sí he vivido una situación como esa y es, lejos, lo más exitante que puede exitir. No siempre concluyen bien, pero siempre es una buena experiencia.

Un beso sesual,

Mona

Oscar García dijo...

Guau, muy original este relato, y sobre todo sensual, me ha gustado : )

supongo la humedad de tus braguitas... muy bueno eso jejeje.

Un saludo!!

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el relato, muy sensual y recuerdo mis epocas en que yo tambien me hacia la encontradiza, y es sin ninguna duda.....maravilloso!!!!!!

Un abrazo caiñoso a todos.

Pacheta dijo...

Un blog muy interesante. Gracias por comentar mi escritillo basado en Gustavo Adolfo.
Seguiré leyéndote.
Un saludo.

anacass dijo...

Muy bueno tu relato, me gusto mucho y me hizo recordar mis epocas de escurridiza, hermosa epoca!!!!!!

Castrodorrey dijo...

Mi querida Ana, millones de alegrías me da el verte por aqui. Aunque no he podido acceder a tu perfil. No se si tienes blog, pero me gustaría que lo tuvieras para visitarte más a menudo.
Gracias por tu comentario y por seguirme, que se que lo haces desde tiempo inmemorial....un abrazo Ana.

Castrodorrey dijo...

Aunque a los demás -excepto el anónimo- les he contestado en sus respectivos blogs, agradecerles a todos sus comentarios, y al anónimo, decirle que me gustaría poder acceder al suyo si lo tiene.
Saludos a todos de nuevo, y gracias.

Hanibal dijo...

.Creo que no debi haber leido tus relatos... Soy un menor de edad curioso e inocente, el cual tus relatos perturban su mente...

... Castro, amigo, muy bien logrado tus realtos, como todo en tu blog.
Hace a uno imaginar, recordar, vivir y desear pasar momentos hermosos como esos.
Un abrazo :)

David A.M. dijo...

Sigo defendiendo tu versión más desenfadada frente a la seria.

No me desagrada lo que has escrito, pero estilísticamente no me convence. Es una amalgama difusa entre prosa poética, verso y narrativa que no me acaba de satisfacer.

Me metería también con el uso de los signos de puntuación, pero no me suelo a atrever a hacer eso ;)

Así que nada, me quedo con el contenido.

Espero el próximo texto.

Salud

Castrodorrey dijo...

Pues me parece una justa apreciación, David. Porque tu comentario ha dado en el clavo.
Se trata un ensayo, que ya aviso en la entrada. Y un ensayo es precisamente eso: ideas que se plasman, sin determinarse en ninguna técnica.
En el diccionario de la RAE, dirá: "Escrito en el cual un autor, desarrolla sus ideas sin necesidad de mostrar el aparato erudito"
Y de los ensayos, claro, como tu bien sabrás, metidos en los libros de literatura, se pueden encontrar un buen montón de diferencias.
¡Pero...m'cachis...es una lástima que no te guste!
Eso si, con los signos, comas y demás zarandajas, hay que andar con cuidado. Igual que con la sitaxis, desde luego.
Un abrazo David, y pronto estaré de vuelta con otras cositas.

Buen piper dijo...

Me gusta el contenido.Ese juego de la seducción cuando el oponente nos pone la piel de gallina es genial."Apeteces que te ignore" jeje es la mejor arma cuando sabemos que algo hay entre cuerpos distantes...

Saludos

Alatriste dijo...

Una mirada certera, facilita mucho ese encuentro. Je, je, je. No por nada los ojos son el espejo del alma. Ya veo que eres un consumado seductor. Gracias por tus palabras siempre simpáticas y afectuosas. Es un gusto poder compartir encuentros. Un abrazo, amigo y el verdadero crack eres tú. Hasta pronto.

Castrodorrey dijo...

Buen pipper, gracias, y si que es cierto, que entre cuerpos distantes existe la química. Siempre.
Querido Ramón, es cierto que en los ojos, nunca se puede tapar una mentira. Ellos, son los que hablan siempre la verdad. Dígalo quien lo diga, los ojos nunca mienten.

Mélody dijo...

Simplemente... no sé si "conmovedor" es la palabra, pero creo que en el contexto va bien (en caso contrario, mis disculpas). Gracias por la felicitación y una vez más, por pasarte por mi rinconcito. Si no pasa nada, seguiré muchos años más, y por supuesto, espero que tú también. Un saludo

Mélody dijo...

Quizás tengas razón (de hecho, la tienes). Debería matizar algo en esa parte...
Menos mal que no todos somos iguales jajaja sería una pesadilla. Siempre he tendido a criticar los "malos hábitos" de ciertas personas, pero al final me alegro de que haya de todo, ya que gracias a eso, podemos encontrar personas especiales.