martes, 10 de febrero de 2009

Cuitas y cuestiones de un alma poética.

Es un resumen de pensamientos que en su día me asaltaron, escrito para mi mismo, y lo transcribo aquí con la intención de compartirlo con mi amigo Ramón, y todos los que quieran leerlo, claro.
A los que escriben motivados por fracasos: Nunca.
A los que escriben movidos por el desamor: Nunca.
A todos aquellos, que escriben por despecho: Jamás.
Escribir es el placer de contar cosas: Bien.
Plasmar en letras un sentimiento: Bien.
Jugar con la palabra de modo que suene a música: Poesía.
Inventar, para transportar al resto: Magnífico.
Escribir necesita de una técnica: Si.
Narrar, es promover un mundo imaginario: Sí.
Desgarrar el alma, es llegar a los demás: No necesariamente.
Escribir es un arte. ¿Conocerlo...? Eso ya, es harina de otro costal. Yo diría que imposible en su totalidad.
Sin embargo, si que se puede intentar. Para ello, solo hay que hacer un sano ejercicio: quitar de la mente cualquier idea que no pase por imaginativa. No se puede escribir solo porque "he leído un libro" "he sufrido un desamor" "he sentido la soledad".
Si se siente la fuerza interior que te pide que cuentes algo... simplemente, cuéntalo. Utiliza las palabras que te surjan, que conozcas, y que sepas dominar. Y, si cuando lo leas te gusta, es suficiente.
¿Las técnicas? Eso si, que está en los libros. Para la narrativa, para la poesía, para las rimas, para lo "asonante" y "consonante".
Y un poema…? es algo más que decir "algo"; un poema, es un canto a la belleza interior. Un poema, jamás se definirá por hacer unos versos que terminen en idéntica sílaba. Es la esencia de un sentir. Es el espíritu de un hecho, un sentimiento.
La poesía es simple. Canta a las letras. No necesita rebuscarse… es, el espíritu del poeta. No, las cosas que le hayan sucedido al poeta. Solo su espíritu.
Puede ser copla, o arte menor. (Ya sabemos...versos de ocho sílabas)
¿Arte mayor? Hay que barajar muchas cuentas. Los endecasílabos son fastidiosos. Pero resulta placentero en grado sumo cuando se consigue.

Narrar, es llevar a quien lee por caminos de ensueño...o, conocer a personajes creados para la ocasión. A veces reales, y por tanto recreados.
Describir, conseguir que quien lea, llegue a "ver" lo que se cuenta. Escribir, no es solo poner palabras que medio se relacionen, por supuesto.
Escribir es mi pasión; mi devoción y mi cenit. ¿Que me lean? eso ya...jejeje ¡sería demasiado bonito!