martes, 24 de marzo de 2009

Al amor por internet....Capítulo 2º

Capítulo 2º
Mirando aquí y allá, porque nadie entraba en su mesa, encontró una cuyo nik decía nnn nnn…y aquello le cayó en gracia. Alguien que escribía como si estuviera tarareando una cancioncilla, le hizo pensar que era interesante. Y el pequeño avatar, decía que era una chica.
Hola: jugamos? –Preguntó en el chat
-Bueno- fue la respuesta escrita.
Eso fue todo el inicio de diálogo. Pero el no se pararía…jeje…le encantaba hablar, y comenzó a darle a las teclas apenas que las bolas rodaban por la mesa.
-Yo soy Julio, de Sevilla, España…¿Cómo te llamas?
-Lucía.
(Vaya, no era muy explícita)
-Encantado, Lucía…¿de donde eres?
-De Lima, Perú.
-¡Vaya, que lejos..jajaja
-Si, mucho…jajaja
(Bueno, al menos se reía)
-¿Es grande, Lima…no?
-Siiii…es muy grande…demasiado…jajaja
-Y tiene que ser muy bonita, pues algo he visto cuando estudiaba geografía universal.
-Es bonita, si. Algunas zonas, no tanto.
-Bueno, eso es normal. En todas las ciudades hay zonas…digamos, menos afortunadas.
-Si…jajaja…es una bonita forma de decirlo.
(Que suave era!! Su manera de escribir le daba un aire delicado y muy sutil..debía ser un encanto de criatura)
Su intuición, su deformación profesional de observarlo todo, le indicaba que al otro lado del océano, allá, a ocho mil kilómetros, se encontraba un ser muy especial. Y ya ¡caramba! algo le asaltaba la boca del estómago. Y no fatigas, precisamente.
Quedó tan encantado, que le pidió su correo -no sin antes escribirle el propio, claro- y le prometió enviarle fotos de Sevilla.

Julio era condescendiente, y jamás faltaría al respeto, pidiendo algo sin darlo primero. De modo que, siempre que hablaba con alguien en el billar, antes de pedirle sus datos, él, se anticipaba con los suyos.
Para él, era indiscutible que tras cualquier teclado, había una persona. Se daba cuenta, también, en su corto periplo por las redes del mundo –en lo virtual, naturalmente, pues ya era talludito- que mucha gente de la que llegaba a conocer, parecía poner un parapeto entre la pantalla y el otro lado. Un escudo, que se adivinaba inexpugnable.
Y esto le resultaba una falta de autoestima de tremendo tamaño. Si esta gente tan obtusa –pensaba- se porta así tras un ordenador, seguro que en la calle no le dan los buenos días ni al vecino. ¿O quizá aparentan lo que no son, y en público son dicharacheros? No; estaba convencido de lo contrario. Si tras la pantalla son así, es que en la vida real se han olvidado hasta de hablar. Para cuánto más, ser comunicativos.
Pues algunos, todo lo que intentaban “decir” en la red, no tenía visos de ser explícito. Más bien, como una terapia, para salir de no se que traumas y problemas personales.

En fin, aquella criaturita parecía de otra pasta. Dulce, hasta se atrevería a decir, tras muchas cábalas mientras buscaba imágenes que enviarle. No esperaría a la mañana siguiente, pues a él ¿quién le metía prisa, sino su impulsividad?
Ya conocía la vida lo suficiente, para utilizar siempre el “lo que puedas hacer hoy, no lo dejes para mañana”

Y al día siguiente, ya por la tarde, pues abrió el correo como mil quinientas veces, recibió su respuesta. Claro –se dijo- es que la diferencia de horas, es de por lo menos seis. ¡ Pero que atontao estoy !
Y aquella frase que leyó, la que jamás ya, habría de olvidar; la que siempre estaría en su cabeza y sus oídos y sus ojos: Sevilla es rebonita, le dijo todo lo que tenía que decirle.
Ahora si, que al leer aquella carta se quedó boquiabierto. Ahora si, que el estómago ya le dio un pellizco gordo…

Premio "No me olvides"

Este premio, tengo el gusto de recibirlo de una gran amiga y excelente humorista:
Lucía de "Mi rincón": http://luciavcm16.blogspot.com/
Las normas, según me explican son las siguientes:
Tienes que publicar una entrada en tu blog, exponiendo la entrega de este premio.
Has de nominar a siete candidatos, que según tu, merezcan el citado galardón.
Tienes que reseñarlos debidamente con sus direcciones, y además, has de comunicarselo.

Y propongo con idéntico placer:
Adelino Leite, el crack del humor:
Marisa, otra joya del saber reír:
Oscar, un lujo de la palabra escrita:
Toñi, la sensibilidad personificada:
Alejandra Menassa, psicóloga de la elegancia:
Reborn...seductora, genial vampiresa:
More Baker, poetisa del amor:

Un saludo muy cordial para todos. ..........