miércoles, 19 de agosto de 2009

Cambia tu cara

Cuantas veces hemos escuchado esta expresión: ¡Cambia la cara!
Claro que en un sentido puramente alusivo, pues nadie piensa en cambiarla del todo.
Se dice cuando la persona en cuestión, tiene una expresión poco adecuada. Ya sea de tristeza, de preocupación, o simplemente de mala leche.
Sin embargo, en los días que vivimos, hay que tener cuidado con lo que se dice... pues de repente, pueden hacerte caso y correr al cirujano de turno, para convertir en realidad el eufemismo.
Ya se hacen trasplantes de cara, y en España acaban de autorizarse. Según comunican en este medio el año pasado las autonomías propusieron su viavilidad para finales del mismo año, o ya en el 2009.
Bien, pues, a la fecha actual, 19/08/2009, ya se ha realizado el primero en nuestro pais. El intervenido, o receptor, un varón de 43 años, y el donante -fallecido en accidente de automóvil- también varón, de 35 años, son los distintos protagonistas. Por supuesto, el cirujano Pedro Cavadas es el principal, pues sin su habilidad no hubiese sido posible. Al menos, no aquí.

Isabelle Dinoire, la señora que aparece en la fotografía superior (izquierda) es la primera de los cuatro que se realizaron en Francia; dos más se realizaron en Estados Unidos, y uno en China.
Eso, los que conocemos, pues atrás quedan las películas que hablaban del cambio de faz de los mafiosos, u otras "celebridades" por el estilo. Incluso el film Face to face del insigne Travolta y el magnífico Nicolas Cage.
Impresionante ¿verdad?
De modo que ahora, yo al menos, me planteo la siguiente cuestión: ¿Será de él, o ella, la cara que estoy mirando? ¿O, por el contrario, estoy mirando la cara de alguien que está enterrado, quemado, o... ? ¡vaya usted a saber!
Resulta curioso como el ser humano, llega tan lejos. Tanto, que a veces parece pasarse todo el planeta... y vuelta.
No se descubre un medio para atajar el cancer, de una vez por todas. No se para de subir al espacio. No duelen prendas, a la hora de gastar y gastar cantidades astronómicas, en fines que no quitan el hambre del mundo. Se hacen campañas solidarias, de las que jamás se pueden confirmar los resultados... ¿o si, y yo no me he dado cuenta?
En algunos paises, las gentes pelean por el bien tan preciado y necesario para vivir que se llama agua. Unos tienen que pagar por ella, comprando camiones cisterna que casi nunca llegan a su destino, mientras en la calle de al lado la tiran, prácticamente, en lavar sus lujosos vehículos, o regar los floridos jardines.

Nunca estaré en contra de los avances de la ciencia, pero, algunas cosas me parecen tremendas contradicciones. Al parecer, todo funciona sin pies ni cabeza; grandes avances y grandísimos atrasos, que se disputan la coherencia (¿o es que en realidad, si, que se ha descubierto un remedio contra el cáncer y el sida, y se lo han guardado en una nevera?) ; ingentes cantidades de dinero que se "pierden" sin pista alguna; organizaciones no gubernamentales (ONG) que parecen luchar contra cíclopes monstruosos, y otras que solo forman fachadas, para albergar calentitos y sin preocupaciones, distintos intereses privados....
...no, esto no me convence... aunque se pueda cambiar la cara de alguien, o se trasplanten otros miembros del cuerpo humano.