lunes, 20 de diciembre de 2010

El jamón.... ¡que sea de pata negra!

Solo dos cosas pueden hacer que alguien no sepa de qué va esto que ven en la imagen: El desconocimiento, y el desconocimiento.
Es un jamón, señoras y señores, jóvenes y jóvenas, niñas y niños. Es un producto del cerdo ibérico, animal autóctono de España, que, mediante un tratamiento y curación adecuado, termina deleitando el paladar de propios y extraños.
¡Que me denuncien, pero me cago en la leche... me he apretao unos cuantos en mi vida!
Eso, no me lo quita ni la mejor lejía del mundo.
Por cierto ¿han probado ustedes el cuscús? Pues también habría que denunciar, no, casi encarcelar, a quien sepa prepararlo como es debido, porque está riquísimo.

De modo que, ahí queda el mensaje.
No creo que haya que darle más vueltas, aunque estoy seguro, segurísimo, que algún político habrá que se arrogue el derecho a defender lo indefendible....pero, claro, ahora que caigo, la mitad están muertecitos de hambre, o recíen empiezan a comer ahora, que es distinto.