martes, 31 de mayo de 2011

TODO EMPEZÓ AQUEL DÍA (los pepinos)


Si, señoras y señores; todo empezó en aquel dia.
Aquel dia que el partido del Sr. Zapatero, nos mangoneó a su antojo. Ese día, en que primero dijeron que no (evidentemente porque les interesaba para que el pueblo se fijara en ellos) y más tarde, cuando llegaron al poder, prepararon el referéndum que aquí se puede ver pidiendo un SI para entrar en el dichoso tratado.
Y como eso, todo. Recordando lo que escribo en esta entrada que hace referencia a los soldados españoles que hay por medio mundo, debido a tratados y resoluciones a los que pertenecemos sin remisión, deduzco que el ejecutivo no sabe, no contesta, o no tiene los cojones suficientes, para hacerse valer, y asímismo, hacer que su nación conste de la importancia que merece.

Por eso, lo de los pepinos, viene dado de toda esa puñetera trayectoria en que estos impresentables políticastros nos han llevado, como el que pasea a su perrito atado a una correa.
¿Donde están los españoles que han comido esos pepinos? ¿Donde están los comensales contaminados de Almería, o el resto de España?
Si los hay, o las noticias no han aparecido, o yo no los veo por parte alguna.

Por lo tanto, una de dos: o los pepinos de marras solo han viajado a Alemania, o, solo allí, se han vuelto nocivos.

Y es por lo que -como en las solicitudes a las administraciones- digo, desde mi humilde y cabreada opinión: señores responsables de la sanidad de este pais que se llama España: salgan a donde deban, y demuestren lo que tienen que demostrar... o escóndanse, como suelen hacer usando la demagogia que sin ninguna vergüenza utilizan habitualmente.

Si alguien conoce algún termino que pueda sacarme de esta duda, que lo diga ahora, o calle para siempre.

viernes, 20 de mayo de 2011

Lorca....Lorca....Lorca... Todo mi apoyo para los damnificados por el terremoto... pero yo, investigaría a los constructores.


Ante todo, como al comienzo del título, mis mejores deseos y todo mi apoyo para los damnificados, afectados, víctimas, familiares y allegados a las mismas,  de este fatal suceso.

Pero a los políticos, jefes, jerifaltes, presidentes, alcaldes, responsables en fin, de la seguridad ciudadana, tengo que decirles que se dejen de zarandajas. Que se EMPEÑEN en todas las ayudas posibles para los perjudicados, pero de VERDAD. Que acorten sus fotos y comparecencias ante los medios de comunicación, y comiencen a investigar las causas de los derribos de cornisas que provocaron tanta desolación,
Cornisas que se fueron abajo estrepitosamente, como si de papel fueran construidas.
Y edificios, que si la vista no me traiciona, aún se identifican ladrillos de, relativamente,  poco tiempo puestos.

Y a los noticieros, esos que parecen la mayoría de las veces, verdaderos buitres sobrevolando la carroña, se dejen ya de "aprovechar" la circunstancia, y se dediquen a poner en claro si es cierto, que todo lo que les dijeron a los habitantes de esa preciosa, magnífica y acogedora ciudad, aquellos que en su dia les visitaron, todos vestidos de negro u oscuro, se está cumpliendo.
Tanto aprovechar las circunstancias, huele a podrido. Las cosas se hacen y se acabó. Y en lugar de decir cuántos edificios más se están derribando, que se pongan el mono -por lo del polvo y eso- y se mezclen entre los dañados, a ver si es verdad que el gobierno les está ayudando, y cómo.
ESO, si que será una noticia digna de desayunarse con ella.

Y si estoy equivocado, que me lo demuestren. Esa es mi opinión.