jueves, 26 de abril de 2012

Desidia, desvergüenza, desconsideración....

video
Les extrañará que se haya suprimido esta entrada.
Les explico: La cuestión que dio lugar a ella, mi reclamación por las cuentas con la Editorial Artgerust, ha sido zanjada.
Muy amablemente -como siempre me habían tratado- el sr. Adrián Iruela, ha resuelto el problema.
Así pues, retiré todo lo que pueda perjudicar esta relación profesional en cualquier nivel, y lo hago público.
Y para aclarar cualquier posible duda al respecto, republico este link.

lunes, 23 de abril de 2012

Uno de los grandes....Antonio Romero López "el soldaíno"

Mi tito Antonio, allí al fondo, en una comida familiar. Ese, es, era y será, uno de los grandes de mi familia.
Ayer se fué. Ni tiempo tuvo de decirnos adiós, como a él le gustaba, comiendo, bebiendo y contando chistes y anécdotas, a sus seres más queridos. Era hermano de mi padre, y una de las personas que más me caló en la vida. Siempre sentí por él un cariño especial, que nunca tuvo reparos en demostrarme.

Aún recuerdo, y recordaré siempre, porque eso se clava en lo más profundo, cuando tomó mis manos por la ventanilla del tren, al despedirnos en El Repilao. Era yo un comino, habíamos llegado hacía cinco años desde Galicia, y otra vez, tuvimos que saltar hasta el otro extremo del mapa.
Jamás comprendí el motivo de aquellos saltos tan enormes, con la corta edad de dos, cinco, y nueve años, que apenas me daba tiempo de saborear a mi otra familia, mis titos y mis primos de Cortegana. Lo que si era consciente, que me apenaba separarme de todos ellos. Y en especial, de mi tito Antonio. Joven, lleno de vida, conquistador y simpático a más no poder, que me tenía como ensimismado. Pues aparte de mi padre, era mi ídolo más cercano. Mi padre significaba unas circunstancias más sobrias, y él, mi tito, era como un hermano mayor que te comprende y te da todos los caprichos.
Luego, ya de adultos, tuve la ocasión de frecuentar su casa, viendo crecer a sus hijos, mis queridos primos a los que llegué a coger en brazos -por lo menos a dos de ellos- y disfruté como nadie de esta relación. Llegar a Cortegana, para mí, era como llegar al cielo.
Esa es una de las verdades de mi vida. Muchas o pocas, no lo se, pero eso lo tengo grabado en lo más íntimo de mi corazón.
Millones de anécdotas, ratos, comidas, vivencias, que compartimos en una época -desgraciadamente lejana, sin perjuicio de lo cerca en el sentimiento- que solo en el momento que sabes, que jamás podrán volver a repetirse, es cuando verdaderamente tomas consciencia de lo corta que es la vida. Cortísima, al llegar a éstos momentos, lo certifico.

Luchador empedernido sin cuartel, para sacar sus proyectos adelante, Antonio Romero López "el soldaíno" Admirado por cualquiera que le haya conocido. Y más por mí, por la parte que me corresponde. Muy joven que fue a la mili, para ganarse el apodo de "soldaíno", que lo habría de mantener hasta el final de sus días. Y muy joven también que se marchó para siempre de lo físico, pues en lo espiritual no abandonará nunca a su Cortegana, ni Cortegana a él tampoco.


En fin, necesitaría de un espacio como dos o tres campos de fútbol, para relatar tanta historia que nos abrigó en esta familia. En mi libro La guerra del "golfo", intenté plasmar algunas de ellas, pero solo conseguí una millonésima parte del total. Seguro.

Y ayer, cuando lo acompañábamos en su postrer viaje, hacia un lugar al que nadie va si no es por pura obligación, o los designios del destino, se desprendió una cinta de una de las coronas que bordeaban el féretro. El aire, que no se quería perder en su último paseillo, hizo saltar aquél recuerdo... que milagrosamente, mi primo José Antonio pudo prender con la mano, por la abierta ventanilla de nuestro coche. La cinta ponía "tus hijos no te olvidan"
Gracias tito, por este gran mensaje para tus hijos, que yo admito para mí también. Tampoco te olvidaré, nunca. Te quiero tito Antonio.

miércoles, 18 de abril de 2012

¿Que coño pasa?

Con el máximo de los respetos, pues personalmente nada tengo que decir de Juan Carlos I, Rey de España.
Pero con un "igual me da" para todos nosotros, representados eso sí, por los políticos de turno, respecto a quien ahora, se permite la licencia de pedir cuentas de lo que pasa alrededor de la corona.
¿Que-coño-pasa? Resulta que Franco dejó todo atado y bien atado, cuando la palmó. Y, llega una sabrosísima, colorida y bella democracia, en la que ¡por fin! hay derecho a la libertad de expresión, y, por supuesto, libertad para legislar en consenso.
Y ahí entra el ¿que coño está pasando?
NUESTROS leguleyos estudiaron, se unieron, y pergeñaron una constitución.
NUESTROS políticos, se unieron, votaron, y aprobaron esa constitución.
NUESTRO pueblo (o sea nosotros) la acatamos y la aplaudimos en su momento.
¿Y ahora?....¡ahhh...ahí está la madre del cordero!
Ahora, nos metemos en lo que le sale al rey, de la mismísima punta del ....a naríz, para hacer, a costa del presupuesto general. Ahora, nos ponemos a elucubrar, que sí a donde iba, que si por qué estaba allí...que explique, de donde sacaba la pasta para esto y para lo otro...etc., etc., etc.
Pues bien, solo se me ocurre insultarnos: GILIPOLLAS...somos una auténtica partida de gilis, y sin polla suficiente, para poner los cataplines -por no decir más disparates- encima de la mesa, y decir: "ya basta señores políticos de mierda" "ya estuvo bueno, de tenernos amarrados con una constitución que está caduca, huele a mierda, y no vale absolutamente para nada" y un sin fín de cosas más, que no hay lugar en este corto espacio para enumerar.
¿Que coño pasa? ¡Que hagan otra constitución, ya! Que se dejen de remendar lo que está mal hecho desde el principio, y quiten de una vez por todas una casa -sigo diciendo que con todos mis respetos- que en vez de real...o no, si que es real...es una Real... tontería.
¿Que la casa Real se merece sus atribuciones? Naturalmente...solo que esa forma de gobierno, estado, o llámenle como apetezcan, está absolutamente caduca en el mundo que vivimos y el futuro al que nos encaminamos.
¡Soltemos lastre, y dejemos de adorar idolos de barro!

sábado, 14 de abril de 2012

Mierda de vida....

¿Ven ustedes esta bonita imagen? Naturalmente, me refiero al sitio, no al fotografiado.
Pues esto se hizo en un día clarísimo, y feliz, cuando el que sale en la foto, que soy yo, barajaba un montón de proyectos, y estaba acompañado por alguien que no procede explicar en esta cuestión.
El caso es, que muchos, de esos proyectos que entonces se avecinaban en mí, están saliendo a flote. Me solicitan para intervenir en revistas internacionales como articulista, para trabajar en la redacción de empresas audiovisuales... etc., etc., etc.
Y otros, no tanto.

Desde cierta edad en la que me propuse buscarme la vida mediante mi capacidad de escribir, me ha pasado de todo. 
(Quede claro que, si escribo mal o bien -como digo en alguna de mis citas- ya hay otros para juzgarlo)
Pues bien; decido publicar mis libros en una editorial determinada.
Trabajo y hago lo indecible para presentarlos en cualquier medio que me surja, y me esfuerzo en grado sumo para conseguirlo...hago vídeos, y consigo que La Casa del Libro de Sevilla, nada menos, me birnde la oportunidad de presentar mi primera obra, La guerra del "golfo"...El talismán de légamo, quedó finalista en el I Certamen de Novela de Argerust...
Desde Sevilla a Gijón, tiene hoy un programa de radio en una emisora local, y ya tiene ofertas de alguno de los mejores productores de este pais, para -redundando- producirlo, y ponerlo a nivel nacional....Antología de un poeta aficionadoy, tiene muy pocos lectores, pero orgulloso de que alguno de ellos sean amigos personales, de cualquier profesión delicada o trascendental, como periodismo, radio y televisión... o cirugía...albañiles y camareros incluidos entre otros...en fin, para no aburrir ...Ese, el de hacer que mis libros lleguen al GRAN PUBLICO, es uno de los proyectos que más se me resitsten.
Tengo que añadir, que ninguna de la editoriales en las que presenté mis obras, y fueron varias, rechazaron alguna de ellas por ningún motivo. Al contrario, se ofrecieron para publicarlas, todas, sin la más mínima objeción "el libro está muy bien esrito, y puede ser del interés popular"...¡pero! ahí es donde llegamos al hándicap más destacado: DINERO. O, lo que quiere decir lo mismo: "si usted tiene dinero para la primera edición, estarán en todas las librerías en el plazo mínimo de dos semanas" o algo por el estilo.
Así que, al fin decido dejarlos en una editorial que me parece la "mas honrada" de la veintena que visité... y en eso estamos....LA SEMANA QUE VIENE, MÁS.....
¿QUIEREN VERLOS TODOS, Y EL SITIO, PARA IR ABRIENDO BOCA?....AQUÍ, PUEDEN HACERLO