domingo, 12 de febrero de 2012

El guiñol, y las quejas diplomáticas


Esta "curiosidad" si que está curiosa. Mira que quejarse al gobierno francés, por unos gags del guiñol!!!
Señoras y Señores, Ladies and Gentlemen, Mesdames et Messieurs... con todos ustedes: Uno de los primeros despropósitos del nuevo gobierno.
Ni tanto, ni tan poco. Ni todo talante, ni todo talento.
Porque, ya me dirán ustedes, que hubieran tenido que hacer estos dos señores de la foto, o el Hilario Pino, o el Raúl, o el Ronaldo...etc..etc...etc...que tantos y tantos ratos de risa nos han dado en el Guiñol. ¿Poner una demanda tras otra, a una cadena de televisión? ¡Absurdo!
El estiramiento del rostro, la seriedad compungida, aparte de ser signos inequívocos de estreñimiento, son además, señales de tener poco, poquísimo, sentido del humor.
Sí que a veces, determinadas bromas o mofas, parecen hirientes. Pero no hay que sacarlas del contexto, son eso...bromitas que no van a ningún lado. ¿Que los franceses se han dedicado a "insultar" a nuestros deportistas? Pues... que chupen...rueda. Por ejemplo.
Ni tan siquiera cuando no ganábamos, que digo yo una medalla...ni una chapita, tendríamos que ponernos circunspectos. Y ahora que lo ganamos casi todo, menos.
Ministros, ministras, y demás seres chupópteros de la política: NO SEAN USTEDES TAN QUISQUILLOSOS.
He dicho.