jueves, 26 de abril de 2012

Desidia, desvergüenza, desconsideración....

Les extrañará que se haya suprimido esta entrada.
Les explico: La cuestión que dio lugar a ella, mi reclamación por las cuentas con la Editorial Artgerust, ha sido zanjada.
Muy amablemente -como siempre me habían tratado- el sr. Adrián Iruela, ha resuelto el problema.
Así pues, retiré todo lo que pueda perjudicar esta relación profesional en cualquier nivel, y lo hago público.
Y para aclarar cualquier posible duda al respecto, republico este link.
Y, sin embargo de todo esto que aqui ha aparecido, al final, la EDITORIAL ARGERUST, terminó dejándonos a todos con un palmo de narices. Nadie sabe que fue de ellos, simplemente no cerraron sus cuentas, y si sus puertas. De modo que huele a estafa.

1 comentario:

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Tengo muchísimo retras en la lectura de esta blog que no me dejaba entrar. Te leeré pocos a pocos y te iré dejando comentarios.

Por cierto, el próximo 10 de Mayo será fiesta grande en Alaejos

ENTRADAS POPULARES